ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Un brote de legionella obliga a cerrar seis habitaciones del Hospital Sierrallana, Cantabria

No hay personas afectadas
La legionella se transmite a partir del agua | España Diario

 

La Consejería de Sanidad de Cantabria ha procedido al cierre «preventivo» por legionella de seis habitaciones en el Hospital Sierrallana de Torrelavega, aunque no hay personas afectadas.

Según han informado a Europa Press fuentes de la Consejería, tras la detección de legionella en una habitación, se ha procedido al cierre preventivo de las que comparten el mismo montante de la red de distribución de agua (en horizontal y vertical), seis en total.

El conductor de la legionella

En concreto, en este caso se encuentran dos habitaciones en cada una de las tres plantas del edificio, por lo que se ha procedido a su cierre y a realizar un procedimiento de limpieza y desinfección «exhaustiva» que abarca a toda la red de agua del hospital.

Y es que, según ha explicado Sanidad, «la colonización por legionella en este tipo de instalaciones se produce a través de la red de agua caliente sanitaria».

Añade que el análisis de la colonización detectada en Sierrallana «no permite establecer una relación causa-efecto» con las obras que se realizan actualmente en el hospital, dado que el aporte de agua a las nuevas instalaciones se realiza de forma independiente a las instalaciones existentes en el hospital actual.

La Consejería señala que la colonización por legionella en un hospital «es un riesgo permanente», ya que estos edificios están considerados como instalaciones «de mayor riesgo» en el Real Decreto que regula la prevención y control de este germen.

Desde Sanidad se ha reiterado que esta situación no ha afectado a personas, sino que se ha detectado en un control, por lo que se ha procedido al cierre de esas habitaciones.

Desalojada una clínica en Palma tras detectarse un brote de legionela

A finales del pasado año, un caso similar tuvo lugar en Palma, Baleares. Se ordenó el desalojo de los pacientes de la Clínica Luz, tras detectarse niveles altos de legionella.

Según pudieron avanzar varios medios de comunicación, el foco se localizó en la red del agua. Ante aquello, se estuvo llevando a cabo todo el protocolo de desinfección.

Asimismo, desde Salud afirmaron que no se trataba de un brote de esta bacteria y tampoco tuvieron constancia de que hubiese ninguna persona afectada.