Carmen, la asesina de Castro Urdiales, guardó su cabeza «porque era el único recuerdo que tenía»

El hombre desapareció en febrero, y al principio no puso denuncia
Los investigadores no observaron movimientos bancarios extraños en sus cuentas | España Diario

 

Carmen Merino, de 61 años y natural de Cádiz, ha sido detenida tras el hallazgo del cráneo de su marido, Jesús María Baranda, en una caja que le habría dado a su vecina alegando que eran juguetes eróticos, cuando lo que contenía aquella caja realmente era la cabeza de Jesús María.

Carmen es descrita como una mujer presumida por su grupo de amistades. Además, sus amigas siempre le han notado cierta depresión y le han aconsejado en varias ocasiones que fuese a combatirla realizando actividades ociosas como baile de sevillanas en la Casa de Andalucía de Castro Urdiales (Cantabria).

Carmen llevaba una vida normal. Se encontraba emparejada desde hacía siete años con Jesús María, que había trabajado como director de sucursal bancaria hasta el pasado año, antes de jubilarse. Fue el pasado febrero cuando sus vidas cambiaron, pues Jesús María desapareció sin dejar rastro.

En un principio no se denunció su desaparición, pero a finales de marzo la hermana de Jesús María denunció a la Guardia Civil su ausencia, momento en el que Carmen también pone denuncia. A los agentes les explicó que su pareja se había ido de casa, llevándose todo el dinero en efectivo y que no sabía nada desde febrero.

Tras investigar los primeros indicios, los agentes comprobaron que no se habían producido movimientos bancarios sospechosos, por lo que avisaron a Carmen de su visita al domicilio en común.

🔴 ¿Te interesa esta noticia? Haz click aquí para recibirlas gratis en tu móvil antes que nadie

«Alguien la dejó en la puerta de casa»

Así, Carmen ideó un plan para que cuando llegase la policía no encontraran la prueba del delito, que por lo que parece estaba en su propia casa. La mujer se dirigió a su vecina y le pidió lo siguiente: «Va a venir la Guardia Civil a casa, y Jesús Mari tenía en esta caja marranadas (juguetes eróticos) que no quiero que vean para que no se lleven una mala impresión».

Con estas palabras, la vecina aceptó de buen grado guardar dichos enseres en su domicilio. Pero tras un tiempo, la caja empezó a desprender un olor muy fuerte y desagradable.

Así, tras ver qué había dentro de la caja, tanto ella como su marido decidieron llamar al 112, pues la conmoción era enorme. Tras avisar a las autoridades, también llamaron a Carmen, que contestó: «Voy para allá ahora mismo». La vecina le contestó que: «No hace falta, ahora van a buscarte».

Poco después las autoridades llegaban al domicilio de Carmen, cuya explicación para el macabro hallazgo fue: «Alguien la dejó en la puerta de casa; la guardé porque era el único recuerdo que tenía de él…».

Así, y tras estas palabras, la Guardia Civil no tuvo reparos en acabar deteniendo a Carmen por el supuesto asesinato de su pareja, Jesús María, desaparecido en febrero, posiblemente fallecido desde entonces.

🔴 Los entresijos y las peleas de SÁLVAME en DIRECTO ¡Pincha aquí!

Comentarios