Mari Carmen decidió matar a Jesús Mari el día de San Valentín con un encargo

Los investigadores consideran difícil que lo hiciese sola
Imagen de la presunta asesina y de la víctima | Facebook

 

La investigación sobre el crimen cometido en Castro Urdiales sigue adelante y, poco a poco, se van conociendo más detalles de la línea de investigación que se sigue para desentrañar el macabro asesinato de Jesús Mari.

Según el medio ‘El Español’, Mari Carmen, la principal sospechosa y detenida, habría decidido acabar con la vida de su pareja el pasado 14 de febrero, el día de San Valentín. En el citado medio publican que José Mari, tras siete años de relación con Mari Carmen, le dijo que quería terminar la relación y le pidió que se marchara de su casa.

¿Encargo de la detenida?

Ante estas palabras, la actitud de la mujer fue negarse a abandonar la casa de Jesús Mari y, posiblemente, empezar a urdir el plan para acabar con la vida del hombre. De hecho, se investiga si la cifra nombrada por la mujer —12.000 euros— fue la cantidad que pagó a terceros para llevar a cabo el asesinato, pues no se piensa que lo pudiese hacer sola.

Así, la Guardia Civil trata de dilucidar cuanta verdad existe en las palabras de la detenida cuando dijo: «Recibí el paquete en casa y lo guardé porque era el único recuerdo que tenía de él». Es posible que parte de verdad escondan esas palabras, que la mujer recibiese la caja en la puerta de su casa, pero como confirmación de que el trabajo que ha encargado se ha llevado a cabo con éxito.

Esta sería una de las posibles explicaciones para entender el tratamiento sobre la cabeza de la víctima. Parece un trabajo demasiado profesional para que una mujer de 61 años, que no está acostumbrada a este tipo de situaciones, lo lleve a la práctica.

Por eso, por ser desmesurado, se sospecha que pudo haber contratado a alguien o a más de una persona para llevar a cabo el asesinato de Jesús Mari. ¿Cómo? Con los 12.000 euros que, según la detenida, se llevó la víctima el día que se fue de casa dirección Punta Cana.

Siguiendo esta línea de investigación, los agentes entienden que aumenta considerablemente la dificultad de encontrar el resto del cuerpo del banquero, pues los profesionales saben cómo hacer desaparecer un cuerpo y que difícilmente se encuentre.

Aunque en las últimas horas, se ha acrecentado el interés por investigar y revisar los vertederos de la zona, ya que es otra de las posibilidades que manejan los cuerpos de seguridad del estado.