ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Reabren la investigación por la desaparición de Juana Ramos

El caso de la canaria quedó completamente eclipsado por el de Diana Quer, desaparecida 48 horas después
Juana Ramos, desaparecida el 20 de agosto de 2016 | Redes sociales

 

El nombre de Juana Ramos puede sonar desconocido y más si lo ponemos en comparación con el de Diana Quer. Sin embargo, ambos tienen en común un mes negro: agosto de 2016. En un periodo de tan solo dos días, las dos mujeres pasaron a paradero desconocido y, actualmente, solo se logró cerrar el caso de la malograda Diana.

El mediático caso de la joven asesinada por ‘El Chicle’ inició apenas 48 horas más tarde que la desaparición de Juana Ramos. A pesar de eso, el caso de la madrileña eclipsó totalmente el sucedido días antes en Las Palmas de Gran Canaria. Lamentablemente, más de dos años después, la investigación sigue sin poder cerrarse.

¿Qué pasó con Juana Ramos?

El 20 de agosto de 2016, alrededor de las 12.00 horas de la madrugada, en la localidad canaria de Arucas, fue la última vez que se vio a Juana Ramos. Desde entonces, una extensa investigación policial no sirvió para esclarecer su rastro y poder resolver todas las incógnitas sobre su desaparición.

Sus más cercanos aseguraron no conocer ningún motivo por el que la situación pudiese haber sido voluntaria. Juana Ramos se encontraba en el momento más feliz de su vida, tras acabar con una «relación tormentosa» que la encarceló durante 13 años al lado de su última pareja, Miguel Ramos.

Sin embargo, a pesar de estar en la cresta de la ola a nivel personal, Juana desapareció, sin dejar ningún rastro. Por ese motivo, la Policía Nacional desarrolló un dispositivo de búsqueda que, tras ser cancelado en anteriores ocasiones, se reactivó hace apenas una semana.

Imagen de archivo de la Policía Nacional | EspañaDiario.es

 

Pistas sobre la localización de Juana Ramos

De la noche del 20 de agosto de 2016 solamente se sabe que Juana Ramos se encontró con Miguel, su antigua pareja. Los allegados de la desaparecida informaron en su momento que ambos tenían que tratar ciertos asuntos económicos, por lo que se encontraron en el centro de la isla de Gran Canaria.

Las investigaciones concluyeron que Miguel y Juana nunca abandonaron el municipio de Arucas y, evidentemente, el hombre fue considerado único y principal sospechoso de la investigación. Sin embargo, las autoridades no recopilaron pruebas suficientes para esclarecer los hechos.

Ahora, más de dos años después, la Policía Nacional ha anunciado la reapertura del caso, detallando que han aparecido nuevas pistas que pueden ser elementales. Por motivos obvios, no se ha entrado en detalles sobre las evidencias, aunque se confía que puedan usarse para cerrar la investigación.