ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

PREVISIÓN LUNES

Llega el descenso de las temperaturas a un ambiente típico de otoño

Las niñas asesinadas por su padre en Tenerife fueron asfixiadas sin sedación

Según la autopsia, el hombre no utilizó ninguna sustancia con ellas y estaban conscientes cuando las mató
Imagen de los alrededores de la vivienda cuando los cuerpos sin vida de la familia fueron hallados | EFE

 

Unos dos meses después de la terrible tragedia de Tenerife, en la que dos niñas y su madre fueron presuntamente asesinadas por el padre de las menores y pareja de la mujer, se ha confirmado que las pequeñas murieron asfixiadas sin haber sido sedadas antes.

Según ha determinado de forma definitiva la autopsia de las niñas, de dos y cinco años, el padre de ambas las habría asfixiado mientras estaban conscientes. Después se habría quitado la vida, pues apareció también muerto en la misma vivienda en la que se encontraron los cuerpos sin vida de las menores y su madre.

Las niñas murieron por sofocación estando conscientes

Ahora, fuentes oficiales del Tribunal Superior de Justicia de Canarias han confirmado que las menores habrían sido asesinadas por asfixia mecánica por sofocación. Su muerte habría sido a manos de su padre, quien no les habría hecho ingerir antes ningún tipo de sustancia para sedarlas, -cosa que se había llegado a plantear-, pues no había restos en sus cuerpos.

Por otra parte, la mujer y madre de las niñas habría muerto por estrangulación, al quedarse sin oxígeno en el cerebro, también a manos del padre de la familia, Israel Rodríguez Miranda, de 45 años. A ella, a diferencia de a las menores, sí que le habría subministrado algún tipo de sedante o alucinógeno para después estrangularla con un lazo.

El padre mató a las niñas y a la mujer y se suicidó

Los cuerpos sin vida de los cuatro miembros de la familia fueron encontrados el pasado día 16 de julio, se hallaron en su propio domicilio de La Cruz de los Martillos, en La Orotava (Tenerife). Las niñas y la madre fueron encontradas en un habitación diferente a la del padre.

De hecho, el hombre fue hallado muerto por ahorcamiento, presuntamente voluntario, y con las manos atadas. Un hecho que se ha considerado posible puesto que pudo ayudarse de la boca para atar sus manos. Además, se ha llegado a plantear el hecho de que se atara para no arrepentirse de su decisión de suicidarse.

La tragedia pudo haber sido consecuencia de problemas económicos

Junto a los cadáveres de las pequeñas y sus padres la Guardia Civil encontró una nota del hombre en la que explicaba los motivos de los asesinatos y de su suicidio. Según el relato de Israel, si había cometido tales hechos había sido porque su familia estaba pasando por graves problemas económicos. Añadía además que la situación se agravaba teniendo en cuenta que su familia política no les ayudaba.

Lo que todavía no se ha podido confirmar sobre lo sucedido es si se trataba de un plan ideado exclusivamente por él o si lo habría pactado todo con su mujer o con alguien más. La única otra cosa que el hombre dejaba escrita en el texto redactado antes de morir es que quería que sus hijas fuesen enterradas junto a su madre.