Una mujer puede perder la vista porque Sanidad no autoriza su medicación

Ha tenido que comprar el producto en Estados Unidos porque no se comercializa en Europa
Una mujer podría perder la vista si no obtiene un medicamento no comercializado en Europa que Sanidad no aprueba | Cedida

 

Una vecina de Tenerife podría perder por completo la visión de un ojo si no se aplica un producto no comercializado en Europa y que el Servicio Canario de la Salud no autoriza dispensarle a través de la farmacia hospitalaria. Por ello, la mujer se ha visto obligada a comprarlo en Estados unidos, gastando alrededor de 550 euros por una caja que solo dura un mes: «Me obligan a realizar una compra ilegal, como si fuera una drogadicta, pero si no sigo con el ‘Lacrisert’ perderé totalmente la vista», ha asegurado ella misma a ‘Diario de Avisos’.

Tuvo que pedirle a un amigo de Estados Unidos que le comprara este producto para poder salir de casa y puede tener una vida medianamente normal, aunque cubriéndose los ojos con unas gafas que se los tapan completamente y tomando precauciones en lugares con aire acondicionado o polvo. Ahora está esperando la sentencia tras interponer una denuncia ante el Juzgado de lo Social Número 3 de Santa Cruz.

Necesita un medicamento no comercializado en Europa

La mujer, de 42 años, padece el síndrome de Sjögrenenfermedad autoinmune que ataca a las glándulas que producen las lágrimas y la saliva– y la patología del ojo seco severo desde hace cinco años, causada por una inflamación del a córnea y que la obligó a pasar cuatro veces por quirófano porque esta se le perforó en marzo de 2017. Su odisea empezó tras intentar encontrar una solución a su problema, visitando todos los oftalmólogos de Tenerife y probando cualquier tipo de tratamiento, sin resultados. Hasta que lo encontró gracias a José Benítez, doctor del Hospital San Carlos de Madrid, y a la Asociación Española de Ojo Seco.

Ellos le hablaron sobre ‘Lacrisert’, un medicamento que solo se suministra vía hospitalaria aquellos pacientes que sufren del síndrome de Sjögren. Sin embargo, no en todas las comunidades autónomas y Canarias es una de ellas, pues su Consejería de Sanidad no autorizó al Hospital Nuestra Señora de Candelaria a dispensar este medicamento pues no tiene el sello de la Comunicad Europea (CE), aunque esto no haya sido impedimento en otras comunidades.

Desde la Asociación Española de Ojo Seco se ha escrito al Defensor del Pueblo y este les ha dado la razón, pidiendo al Servicio Canario de la Salud que dispense el ‘Lacrisert’ a aquellos pacientes que lo necesiten a través de los hospitales públicos. Este producto ayuda a mantener una calidad de vida digna, se trata de un inserto oftálmico de hidroxipropilcelulosa –como una lenteja que va diluyéndose y se coloca entre el ojo y el párpado inferior– que ayuda a frenar el deterioro visual.