ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Un joven de 25 años, crítico tras caer desde un segundo piso en Gran Canaria

El hombre se precipitó al vacío y cayó a la vía pública en un hotel del municipio de Mogán
Un joven en estado crítico tras caer desde un segundo piso en Mogán, Gran Canaria | Cedida

 

Un joven de 25 años se encuentra ingresado en estado crítico en el Hospital Insular de Gran Canaria tras caer desde un segundo piso de un hotel de Gran Canaria, según ha informado el Centro Coordinador de Emergencias 112. 

Los hechos han tenido lugar en torno a las 03:01 horas de este miércoles, 19 de septiembre, cuando un hombre de nacionalidad británica se precipitó al vacío y cayó a la vía pública en un hotel de la playa Taurito, perteneciente al municipio de Mogán, momento en el que el Servicio de Emergencias recibió una llamada alertando del suceso. 

Sufrió politraumatismos graves

Hasta la zona se desplazaron efectivos del personal del Servicio de Urgencias Canario (SUC) así como agentes de la Guardia Civil y la Policía Local de Mogán, que se encargaron de instruir las diligencias del caso y colaborar con los recursos de emergencias.

Según han informado los sanitarios que atendieron al joven en el lugar, la víctima presentaba politraumatismos de carácter grave y fue trasladado en estado crítico al centro hospitalario, donde permanece ingresado en estado crítico. 

Detienen a una técnica sanitaria por robar a una fallecida

Por otro lado, este pasado lunes, 17 de septiembre, agentes de la Policía Nacional detuvieron a una mujer de 29 años acusada de dos delitos de hurto y estafa por robar a una mujer fallecida sus tarjetas bancarias y utilizarlas para hacer compras por Internet. 

Tal y como han detallado fuentes cercanas al caso, la detenida es una técnica sanitaria que participó el pasado 28 de agosto en una atención a la fallecida, que había sido incontrada inconsciente en la vía pública en Arrecife, Lanzarote. 

La mujer perdió la vida en el lugar de los hechos después de que los efectivos sanitarios le practicaran varias maniobras de reanimación. Días después, el marido de la fallecida denunció que se habían efectuado cargos en la cuenta corriente que compartían por valor de 1.453 euros y 2.087 euros, importes que además habían sido denegados por la entidad bancaria. 

Después de iniciar las pesquisas, los agentes de la Policía Nacional detectaron que los pagos se habían realizado con dos tarjetas bancarias de esta mujer en diferentes comercios y centrales de reservas de hoteles. Más tarde, descubrieron que la titular de una de las reservas era la técnica sanitaria que había asistido a la víctima.