Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

El asesino de Romina antes de ser detenido: «No sé nada, voy a ir a la Guardia Civil»

En su última conversación telefónica antes del arresto, habla una prima de la joven manteniendo varias contradicciones y dando señales de ir bebido y no preocuparse por su pareja
Captura de parte de la conversación entre el presunto asesino de Romina y la prima | Cuatro

 

A medida que pasan los días se van conociendo más detalles de los momentos previos a la detención de Raúl Díaz, pareja y presunto asesino de Romina Celeste, la joven paraguaya desaparecida en Lanzarote. Según recogía el programa Cuatro al día, una prima de Romina, Andrea Servín, fue la última persona que habló con él antes de su arresto. En la conversación telefónica, Raúl no muestra gran preocupación y daba claras señales de ir bebido

El detenido mantiene un discurso incoherente y, según explica la familiar de Romina, queriendo desviar el tema en todo momento. Andrea se puso en contacto con él, ya que la madre de Romina no conseguía hablar con su hija ni con su yerno. Cuando le pide explicaciones sobre su paradero le dice: «No sé nada, voy a ir a la Guardia Civil».

Ella, justo después, le presiona para que actúe: «Ponte las pilas, su madre está llorando». La actitud de Díaz, pero, continúa siendo de total desidia: «Llevo una borrachera que no te puedes imaginar, estoy esperando a un amigo para que me llevé a la Guardia Civil»  

La prima no se cree su versión pero no sospechaba de él

La incoherencia de sus palabras, al principio de la llamada Raúl decía «no sé que hacer», hizo que la prima de la joven asesinada no confiará en el marido de su prima. «Decía que estaba desesperado pero no hacía nada», explica confirmando su desconfianza hacía Díaz. 

Confesaba, contestando a las preguntas de Carme Chaparro, que algo «no me cuadra». Según ella, Raúl le dijo que habían discutido y que Romina se había marchado. Realmente, no veía posible que se hubiera ido «sin llamar a su madre y su familia para hablar con sus hijos». Aun así, no sospechaba que pudiera haberla asesinado y haberse deshecho así de su cuerpo.

Romina pudo haberse defendido 

El programa de Cuatro también recogía nuevas pruebas del sumario sobre la muerte y desaparición de Romina que podrían relacionar aún más a su marido con el crimen. Y es que una fotografía podrían demostrar que la joven se defendió. 

Raúl Díaz presentaba arañazos en varias partes de cu cuerpo | Cuatro

 

En unas imágenes de días después de la muerte de la joven, se puede observar diversos arañazos en el cuello, cara, barbilla y brazo de Raúl Díaz. La posibilidad que esté implicado en la muerte de su pareja cogía más fuerza.