El detenido por el asesinato de Tenerife engañó a su familia con llevarlos de picnic y con regalos

Así les convenció para ir a las cuevas de Adeje donde acabó con la vida de su exmujer y su hijo de 10 años
Thomas Handrick engañó a su familia para asesinarla en una cueva | Facebook

Cada vez parece más claro que Thomas Handrick, el hombre alemán detenido por matar a su mujer e hijo de 10 años en Adeje (Tenerife), tenía bien planeado su crimen. El relato del pequeño de 5 que pudo escapar confirma que actuó con gran frialdad. 

Según parece, propuso a su familia ir a hacer una excursión familiar a una zona de cuevas de Ifonche, entre los barrancos del Burro y el Infierno. Les convenció con un terrible engaño: les prometió que celebrarían un picnic y que allí había escondido regalos, celebrando así la Pascua siguiendo la tradición alemana.     

 

También puedes leer: El niño que escapó del crimen de su padre en Tenerife: «¿Alguien me lleva a Alemania?» 

El pequeño pudo escapar por un camino diferente

Solo la suerte quiso que el pequeño Jonas no corriera la misma suerte que su madre Shyvia y que su hermano. La primera en morir, de un brutal golpe por una piedra, fue ella y después el mayor de los niños. En ese momento, por puro instinto de supervivencia, el pequeño de 5 años consiguió salir por una zona diferente por la que habían entrado, escapando así de su padre y salvando su vida. 

 

Centenares de personas se concentraron en Tenerife en repulsa del crimen | EFE

 

Después de encontrarse con una primera vecina en la zona, que no le entendía en alemán, esta le llevo a casa de Annelies, una traductora que pudo hacer de intérprete y conocer que había sucedido. La mujer explicaba a Efe que lo que dijo el niño fue clave para poder encontrar los cuerpos de su madre y hermano y saber que había pasado. Además, confirmaba que decidió escapar, ya que «más vale la vida que los regalos». 

Se quedó jugando con el nieto de la traductora

El niño se quedó en casa de la traductora, jugando con el nieto de esta, antes de ser traslado a un centro tutelado del Gobierno de Canarias. Está a la espera que sus familiares se hagan cargo de él, una vez aterricen desde Alemania.

La mujer explica como contempló la agresión a su madre y hermano pero que en ningún momento habló de que estuvieran muertos. Confirmaba también que ella no le explicó las muertes, ya que «eso es tarea de su familia o de los psicólogos».   

 

También te puede interesar: El detenido por el asesinato de Tenerife y su mujer estaban en proceso de separación



Comentarios