ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Un turista británico pide una indemnización tras salvar a dos niños de ahogarse en Menorca

Los hechos ocurrieron en un hotel de Menorca
Imagen del turista británico que pide su compensación. | Facebook

 

Un turista británico tuvo que lanzarse a la piscina para salvar a dos niños que se estaban ahogando mientras se encontraba de vacaciones en Menorca. Por este motivo, ahora el turista pide una compensación a la agencia de viajes, puesto que tuvo que tomarse una semana más de vacaciones para poder recuperarse de lo ocurrido.

 

Una mala experiencia para el turista británico

El turista, Steven Tartt, británico de 32 años ha explicado a través de las redes sociales la mala experiencia que supuso para él su estancia en un hotel de Menorca.

A través de un comunicado en sus redes sociales, el británico explica cómo, mientras estaba disfrutando de sus vacaciones en la piscina del hotel, vio a dos niños que estaban ahogándose, ante lo cual, no dudó en lanzarse a rescatarlos.

Así pues, el turista de 32 años no dudó en levantarse de la tumbona e ir al rescate de estos dos niños: una niña de 6 años y un niño de 7. Tartt condujo a los niños de la zona más honda de la piscina a una en la que pudieran tocar estando de pie. Un trabajo que debería haber realizado el socorrista de la piscina que después del incidente fue despedido.

 

Un suceso que arruinó sus vacaciones

El tema es que, según este turista, este suceso arruinó sus vacaciones. «Me voy de vacaciones y el tercer día tengo que saltar a ayudar a dos niños que se ahogaban, lo que arruinó el resto de mis vacaciones», explica el inglés en sus redes sociales, donde dice que el suceso le marcó de tal manera que tuvo que cogerse otra semana para recuperarse de lo sucedido.

 

El turista pide algún tipo de compensación a la agencia de viajes

Tarrt decidió que debía ponerse en contacto con la agencia de viajes para que le ofrecieran algún tipo de compensación o que asumieran algún tipo de responsabilidad por haberle fastidiado sus vacaciones y haberse tenido que coger otra semana para recuperarse.

Pero la agencia de viajes parece no estar dispuesta a ofrecer ningún tipo de compensación a cambio de la buena acción del turista por mucho que esta arruinase sus vacaciones. El turista afirma que solo se llevó una botella de vino.

Por su parte la agencia de viajes opina que fue la elección de Tarrt saltar a la piscina y por lo tanto no tienen pensado ofrecerle ningún tipo de compensación, motivo por el cual Tarrt ha presentado ya una queja.