12 años de prisión por matar a su madre asestándole 39 puñaladas en Menorca

El acusado, que habría intentado suicidarse, también asestó tres puñaladas al padre e hirió a su hermano durante un forcejeo
La Fiscalía pide 31 años de prisión por matar a su madre, intentar matar a su padre y agredir a su hermano | España Diario

 

El Tribunal del Jurado del Juzgado de Instrucción 2 de Ciutadella, Menorca, ha juzgado este lunes a un hombre por matar a su madre con un cuchillo y asestarle 39 puñaladas además de intentar matar a su padre y agredir a su hermano en agosto de 2016 en Ciutadella, hechos por los que la Fiscalía pide 31 años de prisión.

 

Finalmente, el Tribunal ha condenado al hombre a un total de 12 años porque se le ha aplicado una «eximente incompleta» por alteración psíquica ya que el acusado padece esquizofrenia.Además, se le ha condenado a una multa de 1.500 euros y a una prohibición de acercamiento por un delito de lesiones por agredir a su hermano.

El acusado intentó suicidarse

Según el escrito de acusación del fiscal, el 25 de agosto de 2016 el acusado se encontraba de vacaciones junto a familia y amigos en Ciutadella cuando, tras no poder dormirse y bajar a la cocina para coger un cuchillo de 17 cm de longitud y 2 cm de hoja, se encerró en su habitación con pensamientos suicidas y armado con el cuchillo.

 

Según la Fiscalía, la madre bajó a la habitación del acusado para evitar que se suicidara cuando este se abalanzó sobre ella y le asestó 39 puñaladas en cabeza, tórax y abdomen, causándole la muerte. El relato del fiscal señala que el acusado asestó 3 puñaladas a su padre en tórax y abdomen después de que acudiera a la habitación para socorrer a su esposa mientras el hermano del acusado, en un forcejeo para quitarle el cuchillo, resultó herido en su mano izquierda.

 

En el escrito, el fiscal sostiene que el acusado se infringió a sí mismo durante los hechos numerosas puñaladas con la intención de quitarse la vida. El acusado, en prisión preventiva desde el 30 de agosto de 2016, tenía diagnosticado una esquizofrenia paranoide aunque el fiscal señala en su escrito que durante los hechos «no tenía mermadas sus capacidades cognitivas».

 

Inicialmente la Fiscalía pedía 23 años por un delito de asesinato y 8 por homicidio

La Fiscalía, que aprecia la circunstancia agravante de parentesco, pide imponer al hombre una pena de 23 años de prisión por un delito de asesinato y 8 años de prisión por un delito de homicidio en grado de tentativa, así como la prohibición de acercarse a su padre y hermano durante 5 años a una distancia no inferior a 500 metros, los costes procesales y una indemnización de 13.702 euros por las lesiones y secuelas causadas a sus familiares.