Los 3 días de agonía de Milagros, una joven de 19 años que tomó éxtasis envenenado en Palma de Mallorca

Tras 72 horas de agonía y sufrimiento, quedó totalmente desfigurada

 

Milagros, una joven argentina de 19 años afincada desde hacía siete meses en Palma de Mallorca, ha fallecido a causa de haber ingerido una droga que, muy probablemente, contenía matarratas como uno de sus compuestos. La droga, de forma hexagonal, color amarillo y con una calavera en el centro, tuvo a Milagros hospitalizada durante tres días, cada uno peor que el anterior, para acabar con su vida el pasado miércoles, después de ser trasladada a Barcelona para intentar salvar su vida.

Milagros era una joven de 19 años  que se había adaptado muy bien a la vida en Baleares. Provenía de Argentina y parte de su familia le recomendó trasladarse a Mallorca, pues su abuela y otros familiares ya vivían en Mallorca antes de su llegada. Así, tanto Milagros como su hermana melliza aterrizaron hace siete meses en Mallorca.

Se adaptaron bien a la vida europea. Milagros era más extrovertida que su hermana y al poco tiempo ya había logrado encontrar un empleo como socorrista en una de las playas más concurridas de Mallorca.

Ingirió la pastilla el domingo por la tarde

Con todo, Milagros llevaba tiempo esperando la celebración de un festival de música llamado ‘Origin’. En él actuaba uno de los artistas favoritos de la joven y su actuación comenzaba a las 19.00 horas del pasado domingo 14 de julio. Poco antes del concierto, sospechan sus familiares y allegados, la joven compró fuera del recinto este tipo de pastillas. Fue a esa hora cuando decidió ingerir la pastilla y la que, al cabo de tres días de sufrimientos y agonía, acabaría con su joven vida.

Poco después de ingerir la pastilla, Milagros empezó a encontrarse mal. Su temperatura empezó a subir de manera desmedida y sus conocidos decidieron llevarla a los servicios de asistencia médica del recinto. Enseguida se percataron que aquello no se trataba de un simple golpe de calor o de cualquier otro malestar que pudiesen tratar allí mismo, entonces se decretó su traslado al hospital de Son Espases. En dicho hospital le aplicaron las medidas comunes para tratar casos de sobredosis, pero observaron que no mejoraba, con lo que determinaron que entre los compuestos de la pastilla había algún tipo de veneno.

La joven fue trasladada a un clínico de Barcelona, donde desgraciadamente acabó falleciendo | España Diario

 

Aun así Milagros no mejoraba, al revés, empeoraba. La fiebre subía y su cuerpo no parecía responder a ninguno de los tratamientos que se le aplicaban para que mejorase. Así, determinaron que tenían que trasladarla a un hospital de Barcelona. A las 8.07 de la mañana del miércoles 17 de julio, el hospital de Barcelona decretaba la muerte de la joven.

La causa de la muerte de Milagros fue diagnosticada por hipertemia. La pastilla con veneno hizo que se quemara por dentro, lo que provocó una subida de temperatura que llegó a los 43 grados. Además, a raíz de los dolores y los ardores que sufrió Milagros, hasta su rostro se había deteriorado hasta tal punto que sus familiares la reconocieron por un tatuaje que tenía en su brazo izquierdo.

Sus familiares claman justicia: «Quisiera saber quién le vendió veneno a mi bebé para pegarle un tiro en la cabeza», decía el padre, absolutamente desconsolado. Añadía que: «(A las hermanas) No le gustan los boliches», refiriéndose a sitios de fiesta.

🔴 Los entresijos y las peleas de SÁLVAME en DIRECTO ¡Pincha aquí!

Comentarios