Tres heridos en un atropello intencionado con un coche robado tras una discusión en Mallorca

Una menor de 15, uno de 18 y otro de 28 han sido hospitalizados tras ser atropellados después de una reyerta en la discoteca del Arenal de Palma
Una ambulancia de Soporte Vital Avanzado en Ibiza | Cedida

 

Tres personas han resultado heridas al ser atropelladas intencionadamente con un vehículo robado esta madrugada en las inmediaciones de una discoteca del Arenal de Palma después de una discusión en el interior del establecimiento.

Según han informado la Policía Nacional, que investiga el suceso, y el servicio de emergencias sanitarias 061 los hechos se han producido poco después de las 4.00 horas en la Avenida Cartago, a la altura de los balnearios 1 y 2 de la Playa de Palma.

Una menor de 15, entre los heridos

Los heridos son una adolescente de 15 años con un traumatismo en la espalda, que ha sido trasladada al hospital Son Llátzer, un varón de 28 años con una fractura en una pierna y otro de 18 años con traumatismo lumbar y pélvico. Los dos hombres están ingresados en el hospital Son Espases.

La Policía intenta determinar las circunstancias exactas en las que un conductor, que no ha sido localizado, arrolló a un grupo de personas que estaban sobre la acera, para lo que empleó un vehículo robado que se encuentra intervenido.

Al parecer el conductor del turismo, del que no se sabe si actuó solo, sería una de las personas involucradas previamente en un altercado violento dentro de un local de ocio.

La Audiencia Provincial de Baleares | EspañaDiario

 

Juzgan a un hombre por arrancarle a otro un trozo de oreja

La Audiencia Provincial de Baleares juzga este lunes a un hombre, R.C., por arrancarle a otro, P.B. —que también será juzgado—, un trozo de oreja tras una discusión en la que ambos llegaron a agredirse. Los hechos ocurrieron en 2016. La Fiscalía le pide cuatro años de prisión para R.C. y dos años para P.B.

Según el relato del Ministerio Fiscal, los dos hombres coincidieron en un restaurante de Portol, ahí discutieron y se agredieron. Dos horas después, R.C. fue al domicilio de P.B., donde le mordió en la oreja. Le arrancó un trozo del pabellón auricular que no ha podido reconstruirse.

Cabe resaltar que con motivo de la pelea, R.C. sufrió un «fractura de la porción escamosa del temporal derecho», entre otras lesiones. Por su parte, para curarse la oreja, P.B. requirió sutura.