Dos bebés rescatados del interior de un coche en pleno sol en Mahón, Menorca

Los padres los habían dejado en el vehículo porque estaban durmiendo e iban a comprar solo un par de cosas
Rescatan dos bebés del interior de un coche aparcado bajo el sol en un supermercado de Mahón, Mallorca | Cedida

 

Rescatan dos bebés del interior de un vehículo aparcado en un supermercado, en pleno sol, en Mahón, Menorca. Un agente de la guardia civil, de paisano, descubrió la presencia de los pequeños en la parte trasera de un coche y temió por sus vidas debido a las elevadas temperaturas y, a pesar de que el aparcamiento estaba techado, en ese momento el sol sí estaba dando directamente en la parte donde se encontraban los bebés, de uno y trece meses.

 

Dos bebés encerrados en el coche en pleno sol

Los hechos tuvieron lugar el pasado 29 de junio, según informó ‘Menorcainfo’, y, al descubrir que había dos bebés en el interior de un vehículo, el agente entró en el supermercado para que llamaran por megafonía a los dueños del coche. Sin embargo, nadie acudió al aviso, por lo que procedió a llamar a la Policía Nacional. Una patrulla se personó en el supermercado y rompió la ventana del conductor para poder abrir el coche y sacar a los menores.

 

Habían alertado a los servicios de emergencia, por lo que una ambulancia del 061 se trasladó hasta el lugar de los hechos para atender a los dos bebés y pudieron comprobar que ambos se encontraban en buen estado. Tras media hora aparecieron los padres, de origen marroquí, quienes se sorprendieron ante la presencia de los agentes de policía. Según declararon, habían dejado a sus hijos en el coche porque estaban durmiendo y solo tenían que comprar un par de cosas.

 

Durante el rescate de los menores, los agentes resultaron heridos al romper la ventana y necesitaron ser atendidos en la Clínica Virgen de Gràcia, además, a uno de ellos le tuvieron que aplicar seis puntos de sutura. La Policía Nacional se encargó de realizar el atestado de los hechos y lo trasladó a la Fiscalía de los juzgados de Mahón, a la espera de que se determine si los padres han incurrido en un delito.

Comentarios