ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

La Guardia Civil detiene al padre de Malén Ortiz, la joven desaparecida hace 5 años en Magaluf, por un altercado nocturno

«Esta noche va a haber sangre», le gritó a los agentes
Imagen de archivo de Malén junto a su padre y su hermano. | Cedida

 

Alejandro Ortiz sigue completamente destrozado. Pasan los días y por desgracia, sigue sin conocer el paradero de su hija Malén Zoé.

Recordemos que la joven desapareció en la localidad mallorquina de Magaluf el pasado 2 de diciembre del año 2013, con tan solo 15 años de edad. Cinco años más tarde, sigue sin haber ni una sola pista de lo que pudo pasar aquella tarde.

Ni un dato, ni una pista, ni una pizca de esperanza que pueda ayudar tanto a los padres como a los agentes de la Benemérita para dar con Malén.

Y a pesar de que ahora su nombre vuelve a sonar en los medios de comunicación, no es debido a una buena o mala noticia sobre la joven, sino por su padre, Alejandro Ortiz.

El hombre ha sido el protagonista esta vez y ha sido detenido y acusado por delitos de resistencia a la autoridad y daños a un vehículo policial.

Además, amenazó a los agentes y les insultó: «Esta noche va a haber sangre». Por suerte, tras el incidente, el hombre fue puesto en libertad.

Pero su detención no fue ninguna casualidad, puesto que el padre de Malén había anunciado en varias ocasiones durante la noche de este pasado jueves, 27 de septiembre, que «la iba a liar gorda».

Y finalmente, así lo hizo. Alrededor de las 21:30 horas del jueves, en la localidad mallorquina de Santa Ponça, acabó detenido. Estaba muy alterado y trataron de calmarlo, pero el hombre continuaba fuera de sí. No hizo caso a ningún agente y los insultó, amenazó y hasta llegó a golpear un coche patrulla.

Al final, la Guardia Civil acabó deteniéndolo y fue trasladado al cuartel, pero continuó con su conducta. Seguidamente, observaron que necesitaba atención psiquiátrica y fue derivado al hospital Son Espases, pero tras ser dado de alta, volvió a agredir a los agentes de seguridad.

 

Imagen de archivo de Malén Ortiz. | Cedida

 

«Los asesinos de mi hija están en Palma»

De nuevo lo llevaron al hospital y volvió a recibir el alta. Seguidamente, le tomaron declaraciones y acabó puesto en libertad.

El padre de Malén está viviendo una auténtica pesadilla desde que desapareció su hija y no ha dejado de tener problemas. Hace poco, reconoció que «los asesinos de su hija estaban en Palma» y también añadió que «alguien sabe lo que pasó».

Por desgracia no se ha vuelto a saber absolutamente nada más de la joven desaparecida. Hace casi cinco años de unos hechos que marcaron por completo la vida de sus padres y de su familia.

Eran las tres de la tarde, cuando la adolescente, que en aquel entonces tenía 15 años, salió del instituto y llamó a su novio, Dani, para pedirle si podía comer con él. Tras quedar con Daniel, llamó a su padre, pero ambos no pudieron contactar y tomó la decisión de dejarle un mensaje a una de las empleadas del negocio de la familia.

Lo más sorprendente de todo, sin duda alguna, puesto que una cámara de vigilancia recogió su imagen que fue tomado poco antes de las cuatro de la tarde, pero en tan solo 500 metros, se la tragó la tierra por completo.

Nadie la volvió a ver jamás y en otra cámara cercana de la zona, ya no aparecía. Desde entonces, se buscó a la joven por muchas localidades de la zona, así como siguieron otros puntos de la Península, pero nadie ha conseguido ni una sola pista sobre la joven.

Desgraciadamente, cinco años después, tan solo tenemos noticias de su padre. Esperemos que tarde o temprano, la joven aparezca y cambie de nuevo la vida de sus familiares, pero esta vez a mejor.