Una pelea entre dos hombres en un bar acaba con seis personas detenidas en Palma de Mallorca

Los agentes localizaron y detuvieron a las personas implicadas en el suceso | España Diario

 

Una disputa por celos entre dos hombres en un bar de la calle Manacor de Palma de Mallorca ha provocado una pelea con lanzamientos de vasos y botellas de cristal, en el que han resultado heridas varias personas que ha terminado con seis detenidos, cinco hombres y una mujer.

Según ha informado la Policía Nacional, se trata de dos hombres de origen marroquí de 24 y 31 años, uno de 21 años de origen argentino, uno de origen ecuatoriano de 40 años, otro de origen colombiano de 26 años y una mujer española de 35 por la riña tumultuaria.

Los hechos se produjeron en la madrugada del martes, 30 de agosto, sobre las 05.45 horas, pero hasta este jueves no se procedió a la identificación de todos los detenidos.

Dos heridos trasladados

Algunos de los heridos huyeron del lugar y fueron localizados en las inmediaciones con heridas.

En concreto, a uno de ellos se le localizó con heridas sangrantes en el abdomen, cabeza, rodilla y mano, el cual fue asistido en el lugar y trasladado al hospital de Son Espases, y otro fue hallado en la plaza de las Columnas con contusiones y heridas, y fue trasladado al Hospital de Son Llàtzer.

El grupo de Homicidios se hizo cargo de la investigación, consiguiendo la identificación de las personas que intervinieron en los altercados y procediendo a la detención de los presuntos autores, realizándose la última detención en la tarde de este viernes.

Una turista se rompe la columna y encoge 10 cm por las operaciones en un parque acuático de Mallorca

La vida de Jennifer Proctor cambió radicalmente cuando, el día que tenía que ser poco menos que idílico, se convirtió en su pesadilla. La turista británica se rompió 10 vértebras al lanzarse por un tobogán de un parque acuático de Mallorca. Además, a causa de las intervenciones quirúrgicas a las que se ha tenido que someter ha encogido 10 cm de altura.

Jennifer asegura que nadie le explicó cómo debía lanzarse por el tobogán. A raíz del accidente tuvo que ser operada dos veces en España, donde le fusionaron dos vértebras para unir su columna vertebral, que estaba rota. Tras las operaciones, la víctima ha sufrido graves infecciones durante medio año.