ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Detienen a un hombre por apuñalar a su compañero de piso en Palma de Mallorca

El arrestado agredió a la víctima por una deuda económica de 60 euros
Detienen a un hombre por apuñalar a su compañero de piso en Palma de Mallorca  | Policia Nacional

 

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Palma de Mallorca este sábado, 6 de octubre, a un hombre de 47 años y nacionalidad ecuatoriana por apuñalar a su compañero de piso con el que había mantenido una discusión por una deuda económica. 

Según han informado los agentes, el arrestado asestó una puñalada en el tórax a la víctima, de 60 años y nacionalidad uruguaya, y será puesto a disposición judicial a lo largo de esta tarde. El herido, por su parte, permanece ingresado en el hospital de Son Espases.

El agresor volvía de fiesta y no tenía dinero para el taxi

Por otro lado, varios medios locales han revelado que la discusión se inició porque el detenido le pidió a su compañero de piso diez euros para pagar un taxi, cantidad que le reclamaba como parte de un total de 60 euros que le debía por el alquiler de la habitación. 

Al parecer, el agresor volvía de fiesta cuando se dio cuenta de que no tenía dinero suficiente para pagar al taxista y decidió subir a reclamarle el dinero a la víctima, que le indicó que no disponía de esa cantidad. 

Fue en ese momento cuando ambos comenzaron una discusión y el agresor sacó una navaja y se la clavó en el pecho. El hombre herido consiguió huir por su porpio pie y llegó a un hotel cercano, donde pidió ayuda. 

Tras alertar a los Servicios de Emergencias de lo sucedido, hasta el lugar se desplazaron dos patrullas de la Policía Nacional, dos de la Policía Local y una ambulancia, que atendió a la víctima. 

La víctima se encuentra estable en Son Espases

Mientras que los efectivos policiales se trasladaron hasta el domicilio donde residen, ubicado en la calle Fra Lluis Jaume Vallespir, el herido fue trasladado hasta el hospital Son Espases, donde fue hospitalizado sin que su estado revistiera gravedad ya que la puñalada no le alcanzó ningún órgano vital. 

Una vez que los agentes llegaron a la vivienda, se encontraron con que el agresor tenía puesta la música a todo volumen y que la puerta de entrada a la comunidad estaba cerrada, por lo que llamaron la atención del ahora detenido explicándole que tenían que hablar con él. A pesar de que el arrestado se negó a salir de su domicilio en varias ocasiones, finalmente los policías consiguieron detenerle.