ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

MINUTO A MINUTO

Priorizan la construcción de un túnel vertical para rescatar a Julen

RESCATE JULEN

El mal tiempo podría complicar el rescate | Se esperan lluvias a partir del sábado

Piden 17 años de cárcel para un hombre por violar a una menor de 13 años y dejarla embarazada en Baleares

El agresor convivía con la niña que era la hija del hermano del marido de su hermana
El acusado ha declarado este viernes en la Audiencia Provincial de Baleares | EspañaDiario

 

La Audiencia Provincial de Baleares juzga este viernes a un hombre por agredir sexualmente a una niña de 13 años con la que convivía. Era la hija del hermano del marido de su hermana y la acabó dejando embarazada. Los hechos sucedieron desde el verano de 2013 hasta mayo de 2015.

Según el escrito del Ministerio Fiscal, solía aprovechar que no había nadie en casa o que en el resto de los habitantes de la casa estaban dormidos para violarla.

La primera vez la abordó en el baño mientras ella se estaba peinando. Ella gritó y le pegó para que le soltara pero, finalmente, le bajó los pantalones y la acabó penetrando. La víctima nunca había mantenido relaciones con nadie. Finalmente, en mayo de 2015, el padre de la menor le pilló saliendo de madrugada de la habitación de su hija y le echó de casa.

El acusado dice que eran novios y que no le pegó

El acusado de violar a una niña de 13 años a quien dejó embarazada ha declarado este viernes ante la Audiencia Provincial de Baleares que eran «novios», que salían juntos e iban de compras y que las relaciones sexuales que mantuvo con ella.

En todo momento, ha asegurado que no le pegó y que ella no se resistió. Asimismo, ha dicho que en una ocasión ella tenía la regla y que le dolía por lo que él se detuvo fueron consentidas.

La menor sufre estrés postraumático

Como consecuencia de estos hechos, la niña quedó embarazada y tuvo un hijo. A día de hoy, presenta sintomatología compatible con el trastorno de estrés postraumático, vergüenza, rabia, tristeza, culpa y terror, hasta el punto de querer suicidarse.

La Fiscalía considera que estos hechos son constitutivos de un delito continuado de agresión sexual y pide para el acusado una pena de 17 años de cárcel y la prohibición de acercarse a la víctima a 200 metros durante diez años y una indemnización de 30.000 euros