Una agresión machista provoca un accidente de tráfico con 4 heridos en Mallorca

El detenido golpeó y arrebató el volante a su pareja, la conductora, provocando que perdiera el control del coche y acabara estrellándose
Estado del vehículo implicado en el accidente de tráfico en la Ma-20 de Mallorca | Cuatro

 

Cuatro personas resultaron heridas como consecuencia de un accidente de tráfico provocado por una agresión machista durante el trayecto de uno de los vehículos implicados. El suceso se produjo el pasado jueves en la Vía de Cintura, la autopista Ma-20 de Mallorca. 

Un coche en el que viajaba una pareja, de 20 y 23 años de edad, se salió de la vía, chocando contra un muro y volcando sobre la calzada a la altura de Estadi Balear, informa el medio local ‘Diario de Mallorca’. Además, otro coche se vio implicado, concretamente el que circulaba detrás que no pudo esquivarlo y colisionó.

Agresión machista que acaba en accidente de tráfico

A causa del accidente, la pareja joven sufrió traumatismos craneales y faciales y ambos fueron trasladados al Hospital Son Espases con pronóstico moderado. Los ocupantes del otro automóvil, una pareja de 56 y 58 años sufrieron heridas leves. 

Pero este suceso no se trata de un simple accidente de tráfico. La Guardia Civil de Tráfico descubrió que se habría producido un caso de violencia de género en el interior del primer vehículo implicado. Al parecer, la mujer de 23 años era la conductora cuando, tras una discusión con su pareja, él la golpeó, arrebató el volante y provocó que perdiera el control hasta estrellarse. Su intención era herir a su compañera.

La había maltratado en varias ocasiones

La Policía Nacional ya ha procedido a la detención del joven de 20, por quebrantar una orden de alejamiento sobre su víctima y por una agresión machista previa al accidente. Según ha relatado el medio ‘Última Hora’, el joven ya había agredido anteriormente a su pareja. Durante los 3 meses que habían salido juntos, la había maltratado física y psicológicamente. 

En octubre, tras una discusión, la joven fue apaleada y golpeada. Llegó a escupirle y tirarle del pelo, hasta obligarla a mantener relaciones sexuales. Pero no fue hasta la segunda agresión que la víctima no le denunció. Fue entonces cuando se le interpuso una orden de alejamiento.