Agreden a un joven con una copa de cristal al confundirlo con otro en una discoteca de Mallorca

Juan Antonio, de 24 años, disfrutaba de la noche de Halloween cuando fue atacada en el cuello

Juan Antonio publicó una imagen de su herida | Facebook

Juan Antonio Verdera, de 24 años, había trabajado una noche más como relaciones públicas en una discoteca de Mallorca cuando  fue víctima de una brutal agresión. Sin venir, a cuento, un joven se le acercó por la espalda  y con «una copa de balón en la mano, me la reventó en el cuello y luego me pegó un puñetazo en la cabeza», explicaba en el diaro 'Última Hora'. 

Eran las seis de la mañana  y el local ya estaba cerrado. Se encontraba hablando con una camarera y esperando a otro compañero para volver con él a casa. De repente, un joven marroquí se le abalanzó, le agredió y salió huyendo, aunque pudo ser detenido por la Policía Nacional a pocos metros en el Paseo Marítimo. Juan Antonio no se explica porqué fue víctima de ese ataque: «No lo conocía de nada, creo que se equivocó de persona».   

Necesitó 17 puntos de sutura

Como pudó entro en el local y pidió ayuda a sus compañeros que avisaron a una ambulancia. Esta le trasladó al Hospital de Son Espases de la capital mallorquina donde le curaron la herida con 17 puntos de sutura. «Es bastante profunda», explicaba él mismo y como confirma la imagen que compartió en las redes. 

Tras esta agresió, reconoce que pese a ser una persona muy social está «asustado» y que este hecho «me crea inseguridad», ya que en ese momento « ya no había ningún portero porque la discoteca ya había cerrado». Aunque explica que la copa de cristal «me ha dejado un tatuaje en el cuello para toda la vida», tuvo mucha suerte pues «no me dio en los ojos de milagro».