Un hombre acusado de retener, violar, pegar y robar a su expareja en Palma de Mallorca

La Fiscalía solicita para él penas que suman 16 años de prisión
Imagen de archivo de la Audiencia Provincial de Palma. | EspañaDiario.es

 

Un hombre de 40 años será juzgado el próximo martes por la Audiencia de Palma acusado de retener, violar, agredir, coaccionar y robar a su expareja, a quien tenía prohibido acercarse por orden judicial, presuntos delitos por los que la Fiscalía solicita para él penas que suman 16 años de prisión.

Según el escrito de acusación del ministerio público, el 21 de octubre de 2017, tras quedar en libertad provisional tras haber sido acusado de maltrato por la que era su compañera sentimental, el hombre vulneró la prohibición de acercarse y comunicarse con ella, porque la llamó insistentemente y consiguió que le citara en el domicilio de Palma donde habían vivido juntos.

Desde esa noche hasta el 26 de octubre, el procesado encerró a la mujer en el piso y la amenazó para exigirle que retirara la denuncia que le había puesto por agresiones anteriores, explica el fiscal.

La víctima consiguió convencerle de que abandonaran el domicilio pero él le impuso que acudieran a un alojamiento turístico en Establiments donde, en la madrugada del 27 de octubre, la amenazó y la forzó sexualmente atemorizándola.

Por la mañana, relata la Fiscalía, la mujer intentó llamar la atención sobre su situación de personas que pasaban junto a su habitación dando golpes leves en una ventana, pero el hombre se despertó y le dio una paliza que le produjo heridas de las que tardó una semana en curar.

 

La víctima consiguió escapar de su agresor

Para evitar que volviera a tratar de escapar, el acusado la obligó a tragar seis pastillas de un fármaco relajante que la tuvieron dormida hasta las 14.00 horas, cuando se despertó y consiguió huir por una ventana durante un descuido del agresor.

Tras ello, el hombre decidió darse a la fuga llevándose el teléfono móvil de la mujer, las llaves de su vivienda y varios efectos personales, expone la acusación pública en su relato de los hechos.

Por todas estas acciones, la Fiscalía acusa al procesado, de nacionalidad búlgara, de quebrantamiento de medida cautelar, detención ilegal, agresión sexual, malos tratos familiares, coacciones y hurto, delitos por los que solicita para él un total de 16 años de reclusión.