ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Detenida una mujer tras haber agredido al personal del hospital en el que ingresó en Gijón, Asturias

La mujer entró muy nerviosa al centro médico desde el primer momento
Los agentes detuvieron a la agresora, que se mostró muy nerviosa desde el primer momento | España Diario

 

La Policía Nacional ha detenido a una vecina de Gijón de 50 años por agredir a una de las enfermeras que la asistió en el servicio de Urgencias de un centro hospitalario de esta ciudad.

Según ha informado la comisaría, la arrestada propinó una fuerte bofetada en la cara a la sanitaria y la zarandeó tras agarrarla por el uniforme, por lo que tuvo que ser ayudada por sus compañeros para poder zafarse de su agresora.

Desde su llegada a Urgencias, la detenida se mostró muy alterada e insultó a todos los profesionales médicos.

Debido a su nerviosismo, se cayó de la cama asignada al suelo del box donde estaba siendo atendida y, cuando acudieron las enfermeras para asistirla, agredió a una de ellas con una bofetada.

La víctima sufrió un edema en el labio y una contusión en el pómulo y la agresora fue detenida por un atentado a personal sanitario.

A juicio un hombre por maltratar a su pareja y prender fuego al inmueble en el que vivía con su hijo en Carreño

La Fiscalía de Área de Gijón solicita la condena de un procesado por maltratar y amenazar a su pareja y prender fuego al inmueble en el que vivía la mujer con su hijo menor de edad, en Carreño.

La vista oral está señalada para el día 12 de marzo, en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial, con sede en Oviedo, a las 10.00 horas. El hombre se enfrenta a una pena de 14 años y once meses de prisión.

Según informan a Europa Press fuentes de Fiscalía, el escrito del fiscal sostiene que el procesado, sobre las 00.30 horas del día 3 de mayo de 2015, en la calle Valdés Pumarino, en Candás, inició una discusión con su entonces pareja sentimental, nacional de Venezuela, en el transcurso de la cual la empujó contra un vehículo. Se inició entonces un forcejeo, en el que el procesado se cayó al suelo, aprovechando la mujer para salir corriendo.

El acusado la persiguió y, una vez que le dio alcance, la cogió fuertemente por los brazos y por las muñecas, la empujó y la zarandeó, al tiempo que le decía: «Puta, zorra, asquerosa, te voy arruinar la vida, qué te hice yo para merecer esto, te quiero pero te odio, te vas a arrepentir y te voy a arruinar la vida y te voy a quemar la casa y el coche».