ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Un joven es hospitalizado tras recibir una paliza de cinco amigas en un bar de Oviedo

El joven hospitalizado habría empujado en primer lugar a una de las amigas
La Policía Nacional se desplazó hasta el bar en el que se dio la trifulca | España Diario

 

Un joven de 25 años tuvo que ser hospitalizado en el Hospital Central de Asturias, tras ser agredido por cinco mujeres, una de las cuales recibió una primera agresión por parte de él. El herido presentaba magulladuras y cortes tras haber recibido varios golpes en la cabeza con una botella de sidra y un vaso de cristal.

La trifulca tuvo lugar en un bar de Oviedo, más concretamente del Oviedo Antiguo, en la madrugada del sábado 1 al domingo 2 de diciembre.

 

El joven empujó a una de las amigas, lo que originó la pelea

Según los testigos, el joven intentaba entablar conversación con una de ellas, la cual le dio la espalda. En ese momento, el joven recibió una bofetada o un toque de flequillo de una de las amigas. Tras recibir ese golpe de una de las amigas respondió con un empujón con las dos manos, lo que supondría el inicio de la pelea.

Un vaso de sidra le impactó en la cara, una botella de cerveza en la cabeza y una lluvia de golpes le impactaron en el cuerpo. Tras unos momentos de tensión, un amigo del herido trató de rescatarle, pero el joven se escapó y lanzó una botella al grupo de amigas.

Otro testigo cuenta que un grupo de amigos ajenos intervinieron para zanjar la pelea. Sacaron al joven del bar y se identificaron como agentes de la Policía Local de Oviedo fuera de servicio. El joven presentaba su cuerpo lleno de cortes y tenía sangre por todos lados, en la ropa, en el suelo, hasta en la ropa de otras personas había restos de sangre. 

Pronto llegarían las asistencias para curar al joven herido. Junto a ellos también llegó una patrulla de la Policía Nacional. Tras esto, el joven fue trasladado al centro médico más cercano.

Allí, les contaría a sus allegados que no veía nada, pues alguna de las chicas le habían rociado esprai de pimienta en los ojos. También contó cómo le llovieron los golpes, los cortes y demás lesiones. A raíz de este suceso, el joven ha tenido que ser atendido con 6 grapas en la cabeza. Lo más probable es que el asunto sea derivado a los juzgados.