Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Las infidelidades de Javier Ardines han propiciado cuatro divorcios en Llanes (Asturias)

La policía encontró un hilo del que tirar al analizar el móvil de la víctima
Javier Ardines, concejal asesinado de Llanes, Asturias | Eldiario.es

 

Hace un año que se ejecutó el asesinato de Javier Ardines, que se resolvió como un crimen pasional ideado y ordenado por Pedro Nieva, marido de una de las amantes de Ardines.

Pero fue nueve meses antes de que se cometiera el asesinato cuando empezó a gestarse el crimen. Nieva descubrió que su mujer le era infiel con Ardines, con quien compartía un vínculo familiar, ya que Katia, la mujer de Nieva y amante de Ardines, es prima de la mujer del concejal de IU asesinado.

La infidelidad

Nieva se encontraba cenando en un restaurante con Ardines y su mujer Katia. En un momento determinado se levantó alegando que iba al baño, pero antes de ir dejó su móvil grabando bajo la servilleta. En ese instante se grabó esta conversación entre Ardines y Katia, que cambiaron radicalmente de tema en cuanto Nieva se levantó de la mesa:

-Yo, a calentar la casa, le dije —empieza Katia, cambiando de conversación cuando su marido se va al baño—. Pues ir calentando la casa para cuando llegues... Menos mal que no sabe cómo la caliento... (se ríe)... si no, agárrate que vienen curvas.

-Llevamos años librando, responde Ardines. 

-Sí, madre mía... Hay que tener cuidao.

Fotografía de Nieva con su mujer y amante de Ardines, Katia | Msn.com

 

El cuerpo del concejal apareció el 16 de agosto del año pasado, muy cerca de su vivienda. Todo el mundo coincide en que Ardines era un hombre corpulento, con lo que no hubiese bastado con una sola persona para acabar con él. Los asesinos fueron dos argelinos contratados por Nieva.

Además, también levantaba sospechas el lugar del crimen, pues se trata de un camino alejado y estrecho, que se debe de conocer para saber llegar a la vivienda del concejal, ubicada en la parroquia de Belmonte de Pría.

Se descubrieron las infidelidades

El asesinato dejó a la población helada y ha traído consecuencias. Por ejemplo, Katia, amante de Ardines y esposa de Nieva, viajaba mucho al pueblo asturiano, peso a residir en Bilbao. Desde hace un año, los viajes al pueblo por parte de Katia se han visto reducidos a ninguno.

Las únicas veces que Katia ha vuelto por la zona han sido las veces que ha ido a visitar a su marido a la prisión de Villabona. En alguna ocasión ha acudido al régimen de visitas con los hijos que tienen en común.

La policía empezó a investigar el móvil del concejal asesinado y encontró numerosas conversaciones con varias mujeres de la zona. En ese momento, tuvieron en mente la hipótesis de un crimen pasional urdido por algún marido despechado al cual su mujer le hubiese sido infiel con Ardines.

De este modo, la policía empezó a hablar con varias mujeres por este caso, cosa que molestó a muchos maridos, pues entendían que si a sus mujeres les hablaban y les interrogaban sobre eso, es que les habían sido infieles con el concejal.

Así, tras el asesinato y a raíz de los diversos interrogatorios, hasta cuatro maridos le pidieron el divorcio a sus respectivas esposas, ya que descubrieron que les habían sido infieles.

 

Comentarios