Detenido por amenazar con una escopeta a un clan rival en el HUCA

El arrestado mantiene una relación con la ex pareja de uno de los que amenazó de muerte
Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) | El Comercio

La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 36 años por las supuestas amenazas vertidas contra los miembros de un clan rival, a los que presuntamente llegó a encañonar con una escopeta de cañones recortada en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). Según indica 'Cope', el arrestado mantiene una relación con la ex pareja de uno de los hombres que, presuntamente, amenazó.

El hombre permanece en los calabozos del Cuerpo Nacional de Policía en Oviedo y tiene pendiente una orden anterior de ingreso en prisión, según ha informado este viernes un portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Asturias.

Los hechos ocurrieron ayer, jueves, en torno a las 14:00 horas cuando el detenido mantuvo una discusión con otras tres personas que tenían una relación de parentesco con su ex mujer, cuando se encontraban en el centro hospitalario y estos avisaron a la seguridad privada.

Según el relato policial, estas tres personas manifestaron al vigilante que el ahora detenido les había «encañonado y amenazado de muerte».

Una escopeta lista para disparar

El hombre intentó abandonar el centro hospitalario y el vigilante salió detrás de él, al tiempo que alertaba a sus compañeros y se avisaba a la Policía Nacional. Finalmente, entre tres vigilantes consiguieron retener al hombre y arrebatarle el arma que llevaba en uno de los bolsillos, una pequeña escopeta recortada, cargada con dos cartuchos y lista para disparar. Poco después llegaba la policía para proceder a su detención.

Tras ser detenido, el hombre, un mechero, aseguró a los agentes que eran los otros, un grupo de etnia gitana los que le querían matar, ha expuesto 'Cope'. Trasladado a comisaría, ha pasado la noche en el calabozo a la espera de ser puesto a disposición judicial en las próximas horas.

En el momento de los hechos, numerosos pacientes se encontraban en la sala de espera de Consultas Externas, donde se inició el incidente, lo que generó momentos de tensión y miedo, según han indicado fuentes policiales.