Detenida por agredir a una enfermera de urgencias de un centro de salud de Gijón

La joven de 27 años, muy alterada tras una discusión familiar, retorció la mano de la sanitaria mientras la atendía por una crisis de ansiedad
La sanitaria sufrió un esguince en un dedo | cedida

 

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Gijón a una joven de 27 años que supuestamente agredió a una enfermera que la atendía en el Servicio de Urgencias de un centro de salud y a la que causó un esguince severo en un dedo, según una nota de prensa de la Comisaría gijonesa.

De acuerdo al relato policial, los agentes fueron requeridos en un centro médico de Gijón porque una paciente se encontraba «en una crisis de ansiedad intensa con manifestaciones de agresividad física y verbal con su familia y con el personal sanitario».

Supuestamente, la joven había tenido una discusión en el domicilio familiar y ese incidente le había desencadenado un cuadro agresivo que no había respondido a la medicación con ansiolíticos.

Al llegar al centro médico, el personal sanitario intentó calmarla y que se relajara, pero la joven alternaba períodos de ira intensa con otros de actitud pasiva en la que no respondía a los estímulos, según la Policía.

Una enfermera, que la estaba atendiendo y valorando su estado, fue agredida por la joven, que la agarró violentamente de la mano y se la retorció hasta hacer crujir el dedo pulgar. Otras compañeras tuvieron que intervenir para evitar que siguiera sujetando a su compañera que no podía zafarse de la paciente.

Los policías que acudieron al lugar intentaron tranquilizar a la joven pero, ante la imposibilidad de que conseguirlo y para evitar que se lesionase o agrediera al personal facultativo, solicitaron su traslado urgente a un centro hospitalario en el que se le administrase el tratamiento adecuado para controlar su agitación y conseguir su colaboración.

Una vez estabilizado su estado, se le informó de que estaba detenida por un delito de atentado contra personal sanitario. La enfermera se recupera de un esguince severo en su dedo pulgar.