Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

La familia de David critica la versión de los autores de la paliza mortal en una dura carta

Los familiares del profesor asturiano ironizan sobre que hablaran que solo dieron una «patada al aire» | Cuestionan también al policía que explicó la agresión «esbozando media sonrisa»
La familia de David está indignada con la declaración de los tres jóvenes que acabaron con su vida | Cedida

 

Este pasado miércoles declararon ante el juez los tres jóvenes, de 18 y 19 años, implicados en la paliza que acabó con la vida de David Carragal, el profesor asturiano de 33 años. Dos de ellos quedaron en libertad y otro ingresó en prisión al ser considerado el autor de la patada que mató a David. Horas después, la familia ha querido expresar su indignación por el hecho que negaran su implicación en la muerte, argumentado que habían dado «una patada al aire».

En una dura carta, publicada por 'El Español, ironizan sobre «la inocente patada» que se llevó a «nuestro David» y sobre como ahora «los pobres» tres chicos «lo están pasando mal». Niegan que David «cruzará ninguna mirada» o «increpará» a ninguno de los jóvenes y se preguntan si el hecho de que los tres salieran corriendo es porqué sabían que no fue sin querer y que «no habían dado las mejores patadas de su vida».  

El contenido de la carta

En el escrito, cuestionan también el papel de las autoridades, incluido el alcalde de Oviedo, sobretodo del agente de policía que habló para explicar la agresión «esbozando media sonrisa».  Este es el contenido integro de la carta de la familia de David Carragal: 

«Esto es una carta dirigida a las autoridades competentes en el caso de David Carragal, para las que desconozco el tratamiento exacto pero de los que presupongo su valía para la defensa y protección de los ciudadanos honrados, trabajadores y honestos que somos, por cierto, una gran mayoría en esta sociedad cada vez más falta de valores y especialmente de razón y sentido común.

He visto en las noticias a un policía esbozando media sonrisa mientras explicaba que la agresión había sido de tal violencia y ensañamiento como la gente ha concluido al ver como resultado la muerte de David.

También escuché al nuevo alcalde de Oviedo detallando que había sido solo un desgraciado accidente entre chavales que salían de fiesta y bebían.

Por lo visto, le dieron una inocente y juguetona patada a lo que ellos denominaron 'el aire' como pudieron haberle llamado 'el mar' o 'la tierra', después de haber ingerido las sustancias para las que seguramente ellos tendrán un nombre también.

Ahora la cabeza perfecta y sana de un hombre bueno se llama 'aire'.

Y después, emprendieron una desaforada carrera huyendo del resultado de la inocente patada o patadas que nunca, según ellos, tuvieron la intención de quitarle la vida a David, a nuestro David.

'A lo mejor' salieron corriendo porque hasta ellos se dieron cuenta de que 'a lo mejor' no habían dado las mejores patadas de su vida, o no, pudo ser que algo más urgente requiriera su presencia, nunca lo sabremos.

El caso es que ahora estos tres chicos lo están pasando mal. Están pasando un mal rato, los pobres.

Tendremos que tener cuidado y protegerlos entre todos porque todo esto ha sido una chiquillada y a lo mejor, solo a lo mejor, les puede quedar un trauma al saber que le han quitado la vida a otro joven solo un poco más mayor que ellos. 'Ayyy' qué travesura. Bueno, tranquilos, que ya están diciendo que todo esto fue sin querer. ¿O eso lo dijisteis vosotros?

La próxima, en vez de al aire, procurad dar la 'patadita' a otra cosa, ¿vale? Por ejemplo, a la cámara con la que os grabáis fumando porros para colgarlo en Facebook.

Y tú, David, descansa en paz, pero 'en paz' de verdad. Los que quedamos aquí sabemos que tú no cruzaste ninguna mirada, que no increpaste a nadie y que estabas y estás lleno de una luz que estos pobres desgraciados jamás verán aunque todos estos cargos públicos les eximan de este mal rato, les vendrán muchos más, no lo dudes...»

 

Comentarios