Javier Ardines, concejal de Llanes, tenía una relación con la prima de su mujer

El detenido planeó su asesinato tras descubrir que su mujer le era infiel grabando a escondidas una conversación entre ella y Javier
Javier Ardines, concejal de Llanes asesinado en verano, tenía una relación sentimental con la prima de su mujer | España Diario

 

Tras las detenciones de cuatro personas implicadas en el crimen pasional de Javier Ardines están saliendo a la luz nuevas informaciones sobre la vida del concejal de Llanes (Asturias) que fue asesinado el pasado mes de agosto una mañana cuando se dirigía a trabajar.

Según ha informado ‘La Vanguardia’, Ardines y su mujer mantenían una relación abierta. El concejal era poco hablador, serio y en apariencia algo brusco, sin embargo, era un hombre que tenía una vida sexual muy intensa fuera del matrimonio. Según una fuente cercana a la pareja, «llevaban mucho tiempo juntos y desde hacía un tiempo la suya era una relación abierta».

Varias mujeres no declararon por temor

Realmente Ardines mantenía varias relaciones al mismo tiempo, un hecho que hizo que la investigación de su asesinato se complicase para la Guardia Civil pues las mujeres no querían declarar por temor a que peligrasen sus matrimonios. Pues en cuanto se abra el secreto de sumario podrán salir a la luz varias historias comprometidas.

Su vida sexual era un secreto a voces en Llanes y muchos vecinos creían que, junto a los celos, estaría relacionada con su muerte. Además, también podrían haber estado relacionados los múltiples enemigos que tenía como concejal a raíz de su empeño por preservar los espacios naturales del municipio, entre otras razones.

Javier Ardines y su mujer mantenían una relación abierta | España Diario

 

«Si el tonto supiera cómo calentamos la casa…»

Pedro es uno de los cuatro detenidos por el asesinato de Ardines, presunto inductor del crimen que habría pagado más de 30.000 euros a los dos sicarios argelinos, que también fueron detenidos, para que se encargaran del asunto. En un principio el hombre sospechó que su mujer, Katia, tenía un amante y quiso comprobarlo.

Para ello, durante una cena con Javier Ardines, dejó el móvil grabando debajo de una servilleta y él fue al baño. Tal como comparte ‘El Español’ la información desvelada por Espejo Público, Pedro pudo escuchar como el hombre le decía a su mujer: «Dile como excusa que te vienes a calentar la casa para Semana Santa» y ella le respondía «si el tonto este supiera cómo calentamos tú y yo la casa».

Katia y Javier realmente llevaban 30 años manteniendo una relación sentimental, desde los años 90 cuando la mujer todavía era menor de edad. Los investigadores del crimen han explicado que Pedro «estaba cegado con ella, obcecado, llevan toda la vida juntos y en su cabeza no entraba otra posibilidad que no fuera estar con ella». Un «¿pero qué has hecho?» de su mujer alertó a la Guardia Civil, quienes empezaron a investigar a Pedro como autor del asesinato.

🔴 Los entresijos y las peleas de SÁLVAME en DIRECTO ¡Pincha aquí!

Comentarios