ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Una persona pierde la vida tras salirse de la carretera con su coche en Arén (Huesca)

Además, otra persona ha fallecido después de ser atropellada en la localidad oscense de Aínsa
Imagen de archivo de una ambulancia. | flickr

 

Este lunes, 1 de octubre, una persona ha perdido la vida tras salirse de la carretera el vehículo en el que viajaba por la N-320, a su paso por la localidad oscense de Arén.

Según ha informado la Subdelegación del Gobierno en Huesca, los hechos se produjeron a las 14.37 horas del mediodía, a la altura del kilómetro 102 de la citada carretera, cuando un turismo ha sufrido una salida de carretera.

Este suceso ha provocado el fallecimiento de una persona. Hasta el lugar de los hechos se han trasladado varios efectivos de Tráfico y atestados de la Guardia Civil.

Cabe destacar que además, un hombre también perdió la vida este pasado lunes tras sufrir un atropello por un vehículo en el término municipal de Aínsa (Huesca).

El accidente se produjo en el kilómetro 47,3 de la A-138. Hasta el lugar de los hechos se desplazó un equipo de atestados de la Benemérita de Fraga.

 

Imagen de archivo de varias cervezas. | Cedida

 

Un supermercado de Zaragoza indemniza con 1.900 euros a un hombre por resbalarse en un charco de cerveza

Un supermercado de la ciudad de Zaragoza ha tenido que pagar una indemnización de 1.900 euros a un cliente que sufrió diferentes golpes al caerse al suelo tras resbalar en un charco de cerveza.

A pesar de que la empresa alegó que la cerveza se había derramado al mismo tiempo que el hombre sufrió el resbalón, el titular del Juzgado de Primera Instancia número 15 de la capital aragonesa ha señalado al supermercado como responsable de la caída del denunciante.

Cabe señalar que la persona perjudicada pidió en un primer momento una cantidad de 4.500 euros en concepto de los 65 días, que según apunta, tardó en curarse y por las secuelas producidas.

Por su parte, el magistrado tomó la decisión de rebajar esa cifra a 1.700, más 200 euros por los intereses legales, tras considerar que las lesiones sufridas por la caída no han quedado acreditadas de forma adecuada.

Los hechos se produjeron el pasado 3 de octubre del año 2016,  en el barrio de La Almozara, cuando un hombre se resbaló en uno de los pasillos del supermercado a causa de que el suelo estaba mojado porque se había derramado una cerveza.

Al pasar por la zona, el hombre se resbaló y se golpeó en la cabeza con una caja de esa misma bebida, se dañó la cadera, una pierna, una muñeca y también se le rompió el chándal que llevaba puesto en el momento del suceso.

Cabe señalar que por este último desperfecto, el supermercado le abonó 44,99 euros por las molestias que le habían causado. Pero un año después del suceso, tras recibir tratamiento farmacológico, ya que en las radiografías no se detectó ninguna fisura o fractura ósea, fue el momento en que el hombre tomó la decisión de poner la denuncia.

Su abogado presentó una demanda reclamando un total de 4.540 euros por daños a causa del resbalón sufrido con la cerveza derramada en el suelo. Por su parte, la empresa se opuso totalmente a pagar esta cantidad de dinero y aseguró que no era su responsabilidad, puesto que el incidente fue «inmediato e inevitable».

Además, explicó que la zona se acababa de limpiar y que los empleados pasaban continuamente por la zona para revisar que todo estuviera correctamente.

También se alegó que el pago del chándal no significó reconocer la responsabilidad de lo que había sucedido, si no que se trataba de una buena acción hacía el clienta que sufrió el percance, puesto que la empresa puede pagar hasta 200 euros en este tipo de casos.

Pero según el juez, tal como ha señalado en su sentencia, a pesar de que no se puede hacer responsable del todo al establecimiento, en este caso la empresa no habría presentado las pruebas necesarias para demostrar lo explicado.

Además, el magistrado ha criticado que no se haya aportado ningún vídeo captado por alguna de las cámaras de seguridad que demuestre que el derrame de la cerveza se produjera en el mismo instante.

Por esta razón, el supermercado ha sido condenado a pagar al hombre 900 euros por 30 días de perjuicio básico, 800 euros por la secuela de dolor en una muñeca y 200 euros por los intereses legales.

Cabe destacar que la sentencia no se ha recurrido todavía, por lo tanto es firme y la indemnización ya ha sido abonada por completo por parte del supermercado.