ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

ÚLTIMA HORA

El Ibex 35 expulsa a Supermercados DIA tras un lunes negro en bolsa

Reencuentra a su hija tras 21 años de que la secuestraran y la dieran por muerta

La cita en la que se volvieron a ver se dio en Zaragoza, de donde es la madre
La unidad de Grupo de Atracos y Desaparecidos de la Jefatura Superior de Policía de Aragón tomó las muestras de ADN de la joven para comprobar su parentezco con Belén Tapia. | Cedida
 

Después de 21 años de que su padre la secuestrara y luego le informara a su madre que había muerto, Dunia Chahidi Alaoui Tapia por fin pudo reencontrarse con la mujer que la trajo a este mundo.

La joven fue retenida por su padre desde el 20 de abril de 1997. Ese día Abdelhilah Chahidi debía entregarle la niña de dos años a Belén Tapia, pero nunca llegó a la cita. Luego le dijo que debía darle dinero para devolverle a su hija y más adelante le comunicó que la pequeña había muerto.

Hoy, luego de más de dos décadas y tras unos meses de búsqueda por Internet y redes sociales, Dunia pudo dar con el paradero de la mujer que la llevó en su vientre durante nueve meses. Aunque hubo mucha emoción, surgieron otros inconvenientes en el momento de su reencuentro que ahora deberán resolver ante las autoridades.

 

Dinia Chahidi Alaoui Tapia fue secuestrada por su padre

Belén Tapia y Abdelhilah Chahidi, un hombre de origen marroquí, se separaron después de un tiempo de convivencia como pareja. Ellos lo denunció por malos tratos, pero a pesar de esto le había permitido ver a su hija, concediéndole permisos para llevársela a casa y que disfrutaran juntos de su compañía.

En una de estas citas en las que debía devolver la hija a su madre, el hombre no apareció y desde ahí empezó el sufrimiento para la mujer zaragozana, quien con protesta e innumerables apariciones en medios de comunicación pidió ayuda para recuperar a su hija.

La madre siempre ha dicho que esto fue un secuestro porque luego de un tiempo su expareja se puso en contacto con ella para pedirle dinero por el rescate. Aunque ella denunció esta situación, en medio de su afán por volver a ver a su pequeña, accedió a entregar una parte del dinero, pero nunca le devolvieron la niña. Después le informaron que la pequeña había muerto en Marruecos.

 

El reencuentro de madre e hija después de 21 años sin verse

La hija, que hoy tiene 24 años, fue quien se animó a saber de su madre. Entonces empezó una búsqueda intensa por redes sociales e Internet hasta que dio con ella, conversaron, le comentó su caso y programaron una reunión en Zaragoza.

Belén se trasladó desde Málaga, donde reside actualmente, y su hija viajó desde Barcelona, donde vive como inmigrante irregular. Aunque la madre estaba feliz, tomó precauciones y dio aviso a la Policía de esta cita.

Mientras eran vigiladas por dos hombres del Grupos e Atracos y Desaparecidos, Belén y su hija Dunia se reencontraron en una cafetería, el 23 de agosto. Según la madre, todo el relato coincidía con el suyo. Además la joven llevaba puesta una pulsera con la fecha de su nacimiento, el 30 de agosto de 1994 y las letras 'ABD' inicial de los miembros de su familia.

 

Un caso que estudian las autoridades

Al final, los policías le pidieron la identidad a Dunia y comprobaron que su pasaporte belga era falso, así que la detuvieron por usurpación de estado civil y le tomaron las muestras biológicas para comprobar que es la hija de Belén.

Ahora, después de varios días desde el encuentro, la jueza encargada de este caso pidió que se tratase «con carácter de urgencia», pues los resultados de las pruebas podrían tardar hasta un mes en conocerse.

Finalmente y tras tomar su declaración, la joven fue dejada en libertad con cargos mientras se resuelve su caso.