Liberan a dos mujeres obligadas a prostituirse en Zaragoza

Las víctimas eran engañadas en su país de origen con una falsa oferta laboral y obligadas a saldar una deuda de 5.000 euros
Las mujeres eran engañadas con falsas ofertas de trabajo y obligadas a prostituirse en clubs de Zaragoza | Cedida.

 

La Policía Nacional ha liberado a dos mujeres obligadas a prostituirse y ha detenido a una mujer de origen colombiano y un hombre español como presuntos autores de sendos delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual, según ha informado la Jefatura Superior en una nota de prensa.

Ha realizado la 'Operación León' la Unidad contra las Redes de Inmigración y Falsedades Documentales, durante el pasado mes de febrero, han señalado las mismas fuentes.

Las víctimas eran engañadas con falsas ofertas de trabajo

Los detenidos, al parecer, habían establecido un 'modus operandi' para traer a España a mujeres extranjeras, fundamentalmente latinoamericanas, las cuales eran engañadas con falsas ofertas de trabajo para desarrollar una actividad laboral en España. El contacto inicial se establecía principalmente por vía telefónica e Internet, ofreciéndoles trabajos como cuidadoras de ancianos y niños.

Las mujeres explotadas viajaban desde sus países de origen hasta el aeropuerto Adolfo Suarez-Madrid Barajas, con billetes comprados por los detenidos, y una vez en España estos las conducían en sus vehículos particulares hasta la ciudad de Zaragoza, donde las recluían en pisos.

Tenían que saldar una deuda de 5.000 euros y pagar sus gastos

A los pocos días de estar retenidas en los pisos, los detenidos, al parecer, informaban a las mujeres de que habían contraído con ellos una deuda cercana a los 5.000 euros y que debían trabajar como prostitutas para saldarla, puesto que no había ninguna otra oferta de trabajo.

Igualmente debían de satisfacer una serie de gastos diarios relativos al alojamiento, manutención, intereses de la deuda y multas, si no mantenían relaciones sexuales con suficientes clientes.

A las mujeres explotadas se les retiraba el pasaporte y demás efectos personales, siendo trasladadas hasta los clubes, donde eran obligadas a ejercer la prostitución por los ahora detenidos, los cuales siempre ejercían una fuerte vigilancia sobre las mismas. Incluso se las amenazaba con causarles daños a sus familiares en sus países de origen, si no satisfacían las cantidades económicas establecidas.

Comentarios