Un joven de 19 años envía a su madre al hospital tras agredirla en Zaragoza

El joven, identificado con las iniciales I.G.T., fue puesto a disposición judicial
Un joven de 19 años envía a su madre al hospital tras agredirla en Zaragoza. | EspañaDiario.es

 

Un joven de 19 años ha sido detenido en Zaragoza por agredir a su madre, que tuvo que ser trasladada a un centro hospitalario, según ha informado la Policía Local. La agresión se produjo ayer a las 15.50 horas en el número 4 de la calle Ambrosio del Ruste, en el barrio de la Jota. El joven, identificado con las iniciales I.G.T., fue puesto a disposición judicial.

 

La Policía Nacional desarticula una organización criminal dedicada a la falsificación documental en Zaragoza

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Zaragoza a ocho personas, cuatro varones y cuatro mujeres, como presuntas autoras de los delitos de pertenencia a grupo criminal, falsedad documental y tráfico de drogas.

Los ocho detenidos en la denominada operación "Comandante", de nacionalidades dominicana y rumana, conformaban un grupo criminal organizado dedicado a la falsificación de documentos oficiales de viaje y al tráfico de sustancias estupefacientes.

Cuatro de los arrestados pertenecen a la misma familia, el padre, dos hijos y la hermana del primero; siendo el padre el verdadero líder del núcleo delictivo. Los investigados habían llegado a España utilizando visados falsos en los que aparecía el sello de la embajada de Suiza en República Dominicana, pudiendo comprobarse posteriormente que los números se correspondían con originales concedidos a ciudadanos de la República Popular China que los habrían obtenido de forma lícita.

Una vez en España, habían conseguido regular su situación administrativa en virtud de la constitución de parejas de hecho de forma fraudulenta. Avanzada la investigación, la Policía logró determinar que no sólo habían accedido a nuestro país de forma irregular los miembros del núcleo familiar, sino que habían constituido un grupo criminal dedicado a favorecer la llegada de otras personas de forma ilegal, obteniendo con ellos unos considerables beneficios económicos.

Así, otra vía de llegada a España era a través de Turquía. Hasta ese país financiaban el viaje en avión de personas de su misma nacionalidad que querían llegar a España, y que posteriormente cruzaban clandestinamente el río Evros en su frontera con Grecia para, una vez en territorio de la Unión Europea, llegar a territorio español en viajes organizados en furgonetas de alquiler.

La Policía Nacional ha explicado que las personas que accedían a nuestro país de esta forma adquirían una deuda con el grupo criminal, que posteriormente liquidaban realizando servicios de «mula» (transporte) para proveer de cocaína a los cabecillas desde otras ciudades de la geografía nacional.