La Guardia Civil auxilia a un hombre con insuficiencia respiratoria, cuyo coche se había averiado en Teruel

Los agentes observaron un vehículo averiado en el arcén de la carretera, y al acercarse vieron lo que sucedía
Efectivos de la Guadia Civil en Teruel | Europa Press

 

La Guardia Civil de Teruel ha auxiliado a un hombre con insuficiencia respiratoria, cuya máquina de oxígeno se había quedado sin él cuando viajaba como acompañante en un vehículo que se averió en la carretera nacional N-234, en el término municipal turolense de Escucha.

La Benemérita ha explicado en una nota de prensa que sobre la media noche del pasado domingo, 14 de julio, los componentes de la Guardia Civil de Teruel, pertenecientes al subsector de Tráfico, observaron un vehículo averiado en el arcén de la citada carretera, en el kilómetro 123.

Al acercarse para ver qué sucedía, el conductor, vecino de la localidad de Escucha, les comunicó que la persona que viajaba con él necesitaba una máquina de oxígeno para respirar y ésta se había quedado sin él, por lo que su acompañante empezaba a encontrarse mal.

El hombre se encontraba en un estado de extrema gravedad

Los agentes de la Guardia Civil, al constatar que el hombre se encontraba en un estado de extrema gravedad, debido a las altas temperaturas y la insuficiencia respiratoria, decidieron trasladarlo de manera urgente en el vehículo oficial al Hospital Obispo Polanco de Teruel, donde se le practicó el debido reconocimiento médico, siendo dado de alta al día siguiente.