ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

La niña ingresada en la UCI por una paliza en Zaragoza: «Mamá, no me pegues más»

La pequeña fue brutalmente agredida y tuvo que ser operada de urgencia para no morir
La Policía Nacional se encuentra investigando el caso | Europa Press

 

Hace poco se conocía la noticia de que una niña de 4 años había tenido que ser ingresada en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza después de recibir una brutal paliza a manos de, presuntamente, su madre y la pareja de este.

La niña fue hallada inconsciente y prácticamente muerta, con graves lesiones de las que tuvo que ser operada de urgencia para salvar la vida. Una llamada de uno de los dos miembros de la pareja alertó de los hechos, sin embargo, cuando los servicios especializados llegaron a la casa ellos ya no estaban. La niña fue atendida y tras ello fue ingresada en la UCI a la espera de su evolución, allí está todavía ingresada pero fuera de peligro.

Los hechos sucedieron en una zona bastante problemática de Zaragoza, en un bloque de pisos en el que los vecinos ya habían escuchado a la pequeña gritar en más de una ocasión: «Mama, no me pegues más que no lo vuelvo a hacer», según información de ‘El Español’.

Elena -madre de la niña, española y de 35 años- y Constantin -pareja de Elena- eran las personas que se encontraban con la menor la noche de la brutal paliza. El hombre, de 30 y rumano, confesó una vez detenido que había sido él quien había pegado a la pequeña: «Esta vez se me fue la mano».

La niña, víctima de varios episodios de maltrato

Al parecer, según la información que ha podido recopilar ‘El Español’, no era la primera vez que la pequeña de 4 años era agredida en esa casa. Vecinos de la zona han confesado haber escuchado en más de una ocasión gritos de la pequeña llorando y suplicando a su madre para que no la pegara más.

«No era llorar. Eran gritos con la niña pidiendo que le dejasen de pegar, que ya no lo haría más», han contado algunos vecinos. Unas declaraciones a las que se han añadido otras como: «A la niña la veías algunas noches sentada descalza abajo en el portal. Te decía que no podía subir hasta que se lo dijese su madre porque la había castigado por portarse mal».

Según cuentan las personas que conocen a la niña y a la madre, mientras que la mujer nunca habla con nadie y lo único que hace es discutir y pelearse con los vecinos, la menor es una niña «muy cariñosa». «Te cruzabas con ella y te saludaba, te sonreía, hablaba contigo...», cuentan los vecinos, sin embargo, su madre la regañaba cada vez que la veía hablando con alguien.

Le retiraron la custodia de otros dos hijos

Para entender la terrible situación por la que pasaba la pequeña solo hay que tener en cuenta que años atrás a la madre de la niña le retiraron la custodia de otros dos hijos que tuvo, un niño de 11 años y otro de 9. A ambos se los llevaron lejos de su madre en el año 2010.

Al parecer, antes de la brutal paliza que casi acabó con la vida de la pequeña ya se estaba investigando la situación de la familia. Según información proporcionada a ‘El Español’ por el Ayuntamiento de Zaragoza, se estaba trabajando en un «informe de valoración de posible desprotección», sin embargo, todavía no se había tomado ninguna medida al respecto.

Los vecinos de la mujer lo dejan claro, Elena no solo es así con su hija, también con sus parejas y con ellos. Algunos explican cómo buscaba discutir por tonterías o el descontrol que había en su vivienda: «En esa casa entraba gente a todas horas. Se vendían drogas. Se montaban fiestas».

Al parecer la policía ya conocía su historia y la cacheaba cuando iba con la niña por la calle, para comprobar que no llevaba drogas con ella. Además, hay que mencionar que Constantin había aparecido en su vida no hace mucho, según explican los vecinos. Tanto el hombre como la mujer fueron localizados y detenidos tras los hechos.