Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Fallece Paloma, la menor de 10 años que ha luchado contra el cáncer de forma heroica

Tan solo un 2% de los diagnosticados consiguen alargar su esperanza de vida en 5 años
Imagen de la menor en un centro médico | Alas para Paloma

 

Algo más de un año es lo que ha plantado cara Paloma, una menor de 10 años, a la enfermedad que le ha marcado la vida. A pesar de todos los esfuerzos que se han llevado a cabo por parte del cuerpo y las fuerzas de Paloma y de sus padres. ‘Alas para Paloma’ es una campaña que han llevado a cabo para tratar de financiar los tratamientos tan costosos para que Paloma consiguiera tener más esperanzas. Finalmente la enfermedad ha acabado imponiendo su voluntad.

El 12 de marzo de 2018 acudieron al hospital Paloma y sus padres acudieron al hospital, pues la menor no se encontraba bien: «Nos dijeron que le habían encontrado una bola, que en lenguaje normal es un tumor (que en España afecta a unos 30 niños cada año). No sabía que nos iba a tocar el peor de los posibles», decía su madre.

El tipo de cáncer detectado en Paloma fue un tumor cerebral de grado alto, para el cual no existe en 2019 ningún tratamiento eficaz contra la enfermedad. Su padre, natural de Francia, también sopesó la idea de que fuera hospitalizada en su país si la trataban, pero no pudo ser. En Francia tampoco se puede tratar con eficiencia y seguridad este tipo de cáncer.

Tratamientos por valor de 110.000 euros

A pesar de que todo se venía abajo, no bajaron los brazos. Se involucraron en Biomede, que es un ensayo clínico a nivel de europa, y acudieron a Londres para que Paloma recibiese un tratamiento. No fue fácil, pues en enero de 2019 llevaban cerca de 110.000 euros invertidos en soluciones médicas.

Tras haber puesto en marcha la iniciativa ‘Alas para Paloma’, vieron que no era suficiente para poder seguir avanzado en un posible tratamiento, el cual nunca era anunciado como ‘definitivo’ o ‘eficiente’.

Los porcentajes que se manejan ante este tipo de cáncer son horrorosos: de momento se ha conseguido el que 2% de las personas diagnosticadas de esta enfermedad tengan una esperanza de vida de 5 años. Un 90% de los diagnosticados fallecen dos años después de su detección.

Fue el pasado viernes, caída la tarde, cuando Paloma falleció. «Esta noche será inolvidable, el Padre Ricardo ha celebrado una misa muy especial para ustedes cuatro (en referencia a la familia de Paloma), en la habitación donde se encontraba la niña. Los acompaño en el dolor y en la confianza de saber que vuestra bella Paloma ya no sufre más y descansa en los brazos de Jesús Misericordioso y nuestra Madre del Cielo», rezaba en las redes sociales la página de ‘Alas para Paloma’.