ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Encuentran el cadaver del senderista mexicano desaparecido el 3 de agosto en el Pirineo de Huesca

Ha sido hallado en la vertiente norte del pico Nabain
Jesús Río se perdió el día 3 volviendo a Vió de una caminata | QSD Global

 

El cuerpo sin vida de Jesús Ríos, de 71 años y natural de México, ha sido hallado este martes, 13 de agosto, en la vertiente norte del pico Nabain, en término municipal de Fiscal (Huesca). Esta persona desapareció el sábado, 3 de agosto, tras salir a dar un paseo por las inmediaciones del municipio de Vió, en el Pirineo oscense.

Sobre las 15.00 horas de este martes, participantes en la búsqueda han localizado el cuerpo sin vida de esta persona, según ha informado la Comandancia de la Guardia Civil de Huesca.

El cadáver ha sido evacuado por personal del GREIM de Boltaña y Huesca, junto con helicóptero de la Unidad Aérea de la Guardia Civil, hasta el depósito de cadáveres de Boltaña, donde se le realizará la autopsia.

Su yerno y un vecino han sido quiene los han encontrado

La familia de Jesús Ríos,  ha explicado que han sido el yerno de Ríos y un vecino quienes han encontrado su cuerpo. En un comunicado, han indicado que Daniel Benito, el yerno de Jesús Ríos, junto con su vecino Javier, han encontrado el cuerpo en las faldas del monte Nabaín.

Según han detallado, Daniel Benito llevaba varios días buscándolo en esa montaña «porque tenía la corazonada de que podía haber cogido una senda que sube desde Morillo de San Pietro por las faldas de Nabaín», donde finalmente se le ha encontrado.

Toda la familia ha expresado su agradecimiento a todos los que han apoyado «con ayuda directa, meditando, orando» y, especialmente, a los familiares, amigos y voluntarios «que han venido cada día a recorrer las montañas, con drones y desde México».

Igualmente, han mostrado su gratitud a los bomberos, agentes de protección de la naturaleza del Gobierno de Aragón, a la Guardia Civil y al Consulado de México. «Han sido días muy duros, de mucha incertidumbre», han reconocido, y han pedido ahora poder «mantener la tranquilidad» que necesitan.

Amplio dispositivo de búsqueda

En los doce días de búsqueda de esta persona han participado más de 500 personas, entre ellas, el personal de la Guardia Civil pertenecientes a los Grupos de Rescate en Montaña de Boltaña, Jaca, Panticosa, Benasque, Huesca, Viella, Roncal y Pamplona, con perros de búsqueda de personas desaparecidas de los GREIM de Benasque, el Equipo de Rescate e Intervención en Montaña (EREIM) de Huesca, así como efectivos de la zona de Zaragoza.

Además, han formado parte del dispositivo bomberos del Ayuntamiento y de la Diputación de Zaragoza, así como de las comarcas de la Ribagorza y el Alto Gallego. También se ha contado con la labor de efectivos de los Puestos de Seguridad Ciudadana de Graus, Boltaña, Fiscal, Benasque, Torla, Bielsa, Aínsa, Seira, con la Patrulla del Seprona de la Guardia Civil de Fiscal y personal de la compañía de Graus.

Igualmente, han participado las Unidades Aéreas de la Guardia Civil con base en Benasque y Huesca, especialistas con drones de Huesca y Madrid, personal del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, Agentes de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón, miembros de Protección Civil del Sobrarbe, guías de montaña y voluntarios, apoyados los últimos días por seis rescatistas mexicanos.

Miembros de la Guardia Civil durante el dispositivo de búsqueda | Guardia Civil

 

Grandes dificultades por la orografía de la zona

La Guardia Civil ha indicado que a lo largo de estos doce días se ha reconocido un amplia área de terreno «escarpado y boscoso», así como barrancos y zonas de alta dificultad técnica, en terreno abrupto y con vegetación muy frondosa.

Además, con vehículos todoterreno y motocicletas se han batido pistas, caminos, cortafuegos y sendas transitables en un área aproximada de 300 kilómetros cuadrados y por parte del helicóptero se han realizado vuelos a baja altura, reconociendo un área de unos mil kilómetros cuadrados.

Todo este operativo ha estado apoyado, asimismo, 17 perros de búsqueda de personas desaparecidas, 2 helicópteros, 8 drones de alta tecnología y más de cien vehículos y motocicletas.

No volvió a desayunar

El pasado sábado, 3 de agosto, Jesús Ríos salió a pasear desde Vió como todas las mañanas entre las 7.30 y las 8.00. Solía volver sobre las 9.30 para desayunar con su familia, sin embargo, ese día no regresó.

La última vez que se le vio fue en Morillo de San Pietro sobre las 11.00 horas. Se cruzó con una senderista, cuando esta caminaba con su primo por la pista que va a Boltaña. También le vio un vecino de Morillo de San Pietro y después habló con un pastor al que le preguntó cómo volver a Vió.

Éste le indico dos caminos, uno era el que había ya utilizado y otro más corto, pero más confuso porque lo usa muy poca gente y está muy cubierto por la vegetación. Le acompañó hasta ese camino y allí se le perdió la pista.