La Guardia Civil encuentra sustancias estupefacientes en un envase de patatas fritas en un coche en Zaragoza

El envase tenía un doble fondo en el que las drogas estaban ocultas
La Guardia Civil ha intervenido las sustancias  | Cedida

 

La Guardia Civil ha encontrado sustancias estupefacientes en el interior de un envase comercial de patatas fritas, que tenía un doble fondo, tras inspeccionar un vehículo en el que viajaban dos hombres y una mujer por una carretera próxima a Zaragoza.

Agentes pertenecientes al Núcleo de Reserva de la Guardia Civil de Casetas, tras dar el alto a un vehículo que había salido de Barcelona y se dirigía a Bilbao, localizaron bajo el asiento del copiloto varias dosis de speed. Ante la sospecha de que en interior del habitáculo los ocupantes llevaran otras sustancias, inspeccionaron todos los efectos que portaban.

Llevaban un envase de patatas fritas con doble fondo

En los asientos traseros se hallaba una bolsa con diversos alimentos, entre ello, un envase comercial de patatas fritas, de forma tubular y perfectamente precintado.

Tras manipular dicho envase por uno de los agentes, al moverlo, éste se percató que el bote podría no hallarse completo en su totalidad, por lo que presionó la tapa inferior que permitió la apertura del mismo. En su interior se observó un doble fondo en el que habían introducido diversas drogas y la mitad del envase contenía las patatas fritas, un sistema para ocultar droga elaborado de manera artesanal.

Según ha informado la Benemérita, el bote contenía diversas dosis de speed, LSD, marihuana, polen de hachís y éxtasis, sustancias que pertenecían a los ocupantes del turismo quienes manifestaron ser policonsumidores de las mismas. A ninguna de las tres personas le constan antecedentes policiales.

Al no hallarse indicios que evidenciaran la actividad ilícita de tráfico de drogas, la Benemérita ha procedido a instruir las oportunas denuncias por la tenencia o consumo de sustancias estupefacientes.

La droga intervenida ha sido la siguiente: 32 pastillas de éxtasis, 24 gramos de polen de hachís, 11 gramos de speed, 22 gramos de marihuana y 13 dosis de LSD. En el vehículo también se ha encontrado una llave de pugilato (puño americano) y una defensa extensible metálica, por lo que se ha cursado denuncia.