ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

ESTA NOCHE

🌗Un eclipse parcial de Luna será visible desde España

Seis meses de cárcel para un párroco de Teruel por conducir bebido por cuarta vez y con el carnet retirado

La jueza decidió el ingresó en prisión de Luis Fernando Nieto Vilora por reincidente
Luis Fernando Nieto ya había dado positivo en tres ocasiones con anterioridad | El Español

 

Los feligreses de las 10 parroquias de la comarca turolense de Jiloca se han quedado sin su habitual párroco por un motivo realmente sorprendente. Y es que una jueza del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción único de Teruel ha decretado su ingreso en prisión por conducir bajo los efectos del alcohol y sin carnet

Luis Fernando Nieto Vilora, colombiano de 29 años, tendrá que pasar seis meses en la cárcel por orden de la magistrada. Su decisión no viene dada por el valor dado en el control de alcoholemia, sino porqué era la cuarta vez en ocho meses que daba positivo. En anteriores ocasiones ya había sido sancionado con multas y trabajos a la comunidad. Esta vez pero, dada su reiteración, la jueza le impuso el castigo más severo posible.  

Sufrió una salida de la vía y dijo que era culpa del hielo

Los hechos por los que fue juzgado y condenado tuvieron lugar el pasado enero en Calamocha. Pese a tener el carnet retirado en abril, el sacerdote continuó conduciendo hasta que un día sufrió una salida de vía y se empotró contra un quita miedos. 

Su versión ante la Guardia Civil, según recoge 'El Español, es que una placa de hielo le hizo perder el control de su vehículo. La realidad, es que después de ser sometido a una prueba de alcoholemia, volvió a dar positivo por encima de la tasa castiga penalmente de 0,60 miligramos por litro en aire expirado. 

Pese a sus problemas con el alcohol, el párroco es muy querido entre sus feligreses | El Español

 

Días después, fue puesto a disposición judicial por cuarta vez en pocos meses y la jueza decretó su ingreso en prisión. Nieto Vilora se tendría que haber entregado el 11 de febrero pero tuvo que ser la Benemérita quien lo fuera a buscar a residencia de mayores Hermanos de la Cruz Blanca de la localidad de Burbáguena.

Finalmente, y después de pasar por el hospital debido a un ataque de nervios, entró en prisión el día 12. Su abogado explicaba que pese al retraso de unas horas «en ningún momento tenía intención de evadir esa responsabilidad».

El obispado le ha retirado del sacerdocio  

La noticia ha sobrecogido a los vecinos de las 10 poblaciones donde ejercía que desde hace unos días escuchan la homilía y dan su confesión ante un nuevo párroco, Juan Salvador Díaz. Desde el obispado, confirmaron que desde el momento de su detención, fue apartado del oficio de sacerdote.

Pese a esa dura decisión, desde la diócesis no han querido dejar de lado a uno de sus miembros y explicaban que aunque «cuando salga, ya no tendrá un nombramiento ni un cargo, se estudiará para ayudarle a rehabilitarse y que se restablezca como persona».  «La Iglesia está con todo el mundo y no va a dejar a nadie en la cuneta», sentenciaba un portavoz del obispado.