Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

La Fiscalía de Zaragoza acusa de asesinato a un chico de 16 años por quemar vivo a su padre

El menor pudo rociar al hombre, que iba en silla de ruedas, con alcohol de quemar para después prenderle fuego
Los bomberos acudieron al lugar y tuvieron que rescatar al hombre de las llamas | Diputación de Zaragoza

 

Recientemente ha salido a la luz un posible crimen que habría sucedido en Zaragoza durante las pasadas Navidades, concretamente el 5 de enero. Ese día se originó un incendio en una vivienda de la localidad de Chiprana que acabó con la vida de un hombre en silla de ruedas tras 13 días en un hospital por las graves heridas.

Ahora la Fiscalía de Zaragoza acusa al hijo del fallecido, de 16 años, de asesinato por haber sido el responsable de quemar a su padre. Según se ha podido saber, el menor habría rociado con líquido inflamable al hombre, por ello, lo que en un principio se investigó como un incendio accidental ha resultado ser un grave crimen.

Para el menor se ha pedido la pena máxima, ocho años de internamiento en un centro cerrado. Está acusado de varios delitos, no solo por el asesinato de su padre sino también por más problemas con su familia. Se le acusa de delitos de: asesinato, incendio y amenazas a la madre en el ámbito de la violencia familiar.

El hombre falleció tras 13 días ingresado

Ese cinco de enero por la tarde, los bomberos de Caspe de la Diputación de Zaragoza llegaron a la vivienda alertados de un incendio. Desde fuera podían escuchar a un hombre pidiendo ayuda, su movilidad reducida y el hecho de ir en silla de ruedas no le permitía escapar del lugar en llamas.

Entraron a la vivienda guiados por una cámara térmica y por los gritos de la víctima. Lo pudieron encontrar tumbado en un pasillo del primer piso, consciente pero ya con graves lesiones por el fuego. Fue sacado de allí y trasladado a la Unidad de Quemados del Miguel Servet.

Allí ingresó en estado crítico y permaneció ingresado durante treces días. Finalmente, no pudo superar las graves lesiones que había sufrido y falleció el 18 de enero.

Imagen del interior de la vivienda después del incendio | Diputación de Zaragoza

 

Por su parte, el hijo había logrado escapar del fuego por la terraza de la casa. Tras los hechos la Guardia Civil abrió una investigación para determinar el origen del fuego, fue entonces cuando detectaron algo raro.

El menor roció con alcohol de quemar al padre

Los informes médicos y forenses determinaron que el hombre presentaba las lesiones más graves en la cabeza y en la cara y luego se extendían por el torso. Esto hizo pensar que eran compatibles con que el hombre hubiera sido rociado con algún líquido inflamable, se determinó más tarde que, efectivamente fue así, con alcohol de quemar.

Al parecer, también sospecharon de la posible responsabilidad del menor respecto al incendio por su pasado conflictivo. Había pasado ya por los servicios de Menores cuando vivía en Cataluña, pero sus padres se separaron y se mudaron. Fue entonces cuando el menor se fue con su padre a vivir a Zaragoza.

El niño negó haber provocado el fuego en casa de su padre y aseguró que él mismo -su padre- se había quitado la vida. Según él, habían discutido ese día porque el hombre le echó la bronca tras despertarse tarde por haber salido la noche anterior.

La versión de que fue el padre quien se quitó la vida ha sido desmentida por los informes e investigaciones. Hay que mencionar que el chico también había tenido problemas con su madre, abuela y hermana.

Comentarios