El agresor de Zaragoza a su pareja días antes de la agresión: «Si me dejas me tiro de una grúa»

Los vecinos entienden que David tenía una actitud muy agresiva con la joven, por los gritos que escuchaban
Le dijo a ella pocos días antes del suceso que era capaz de suicidarse si dejaba la relación | España Diario

El crimen machista perpetrado este pasado lunes de madrugada en Zaragoza, en el que una mujer resultó herida tras ser apuñalada por su pareja en plena calle para después este último suicidarse, ha conmocionado a los vecinos y conocidos de la pareja.

Este lunes de madrugada, Alba, la mujer apuñalada, lograba escapar ensangrentada y gritando de su vivienda. Tras escuchar y ver la escena, los vecinos llamaron a Emergencias y a la policía. Antes de que llegaran, el agresor —David— logró atrapar a Alba en la calle y le asestó varias puñaladas más.

Huyó hacia unas obras con una grúa

Al escuchar las sirenas que se acercaban al lugar, David salió corriendo. Se dirigió a una zona de obras, en la que se hallaba una grúa torre y se encaramó a ella en un estado de nerviosismo muy elevado.

Los especialistas en negociaciones de la policía trataron de disuadir las intenciones de David, que no eran otras que la de lanzarse al vacío con la idea de acabar con su propia vida. Poco pudieron hacer los agentes, que vieron cómo fracasaban sus negociaciones con David y el hombre se lanzaba al vacío desde lo alto de la grúa.

David, de 26 años, y destinado en la Brigada de Aragón del Ejército de Tierra, había comenzado su relación sentimental con Alba hacía pocos meses. Los vecinos aseguran que, a pesar de que ella se mostraba siempre muy feliz en las redes sociales, su realidad era bien diferente.

Según el relato de algunos vecinos de la finca, David gritaba de manera muy agresiva y de manera constante a Alba. Según han investigado, no existen denuncias de malos tratos previas de la mujer contra el fallecido, pero no descartan que Alba sufriese algún tipo de coacción o de agresión por parte de David.

Los vecinos han relatado que días antes del terrible suceso, los vecinos escucharon cómo David, en su balcón, le gritaba a Alba, en la calle: «Si me dejas me tiro de una grúa». Palabras que cobran sentido para los vecinos tras los hechos acontecidos.

Según han comunicado fuentes de la DGA, Alba se encuentra en estado «estable, dentro de la gravedad» en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza.