ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

ÚLTIMA HORA

El Ibex 35 expulsa a Supermercados DIA tras un lunes negro en bolsa

ALERTA TERRORISTA

El yihadismo vuelve a amenazar a España: «Las células están preparadas»

Una agresión en un partido en Zaragoza podría acabar en pena de cárcel

El abogado del lesionado tipifica lance del juego como delito de lesiones graves
Las lesiones que Johnny M. G. sufrió en la cara tras la agresión | Heraldo

 

Una agresión realizada durante un partido de fútbol provocó el ingreso en la Clínica Montecanal del lesionado y las posibles consecuencias judiciales para el atacante. El suceso ocurrió durante un partido disputado el pasado 2 de septiembre, entre el CD Miralbueno y el Alfajarín CF, de la Segunda Regional de Aragón.

Un mes después, el juzgado de instrucción de Zaragoza ha abierto las diligencias correspondientes para realizar la investigación sobre el caso. Según se relata en los hechos, en el minuto 20 del encuentro, «Alejandro M. T. propinó un fuerte codazo en el rostro a Johnny M. G., dejándolo prácticamente inconsciente».

De inmediato, el futbolista fue expulsado del terreno de juego y posteriormente sancionado por la Federación Aragonesa de Fútbol y del Subcomité de Competición y Disciplina Deportiva Territorial, que dejaron al agresor con dos años sin ficha federativa y con una multa económica.

Denuncia por un delito de lesiones graves

El caso, ocurrido hace prácticamente un mes, no se cerró aquí y el lesionado, ingresado con la necesidad de ser intervenido quirúrgicamente por una fractura maxilar y facial, ha optado por tomar medidas judiciales contra su agresor, considerando el caso como extradeportivo.

El día siguiente del suceso, el joven presentó la denuncia por las lesiones grave sufridas, acción sobre la cual la Federación Aragonesa rechazó hacerse cargo de los gastos, al considerarla «una agresión intencionada, con el balón parado y no un lance del partido».

Pedirán prisión para el agresor

Ante esta situación, ha sido el abogado del jugador del CD Miralbueno, Marco Antonio Navarro, quien se ha hecho cargo del proceso. El letrado argumentó en la causa que la acción debería tipificarse como un delito de lesiones graves, por lo que se podría llegar a pedir prisión contra el agresor.

«Cuando lo vieron los cirujanos, dijeron que literalmente le había estallado el tabique nasal», asegura Navarro en declaraciones a ‘Heraldo’. Añade que incluso la lesión parecía más violenta de lo que debería ser, puesto «que parecía que le habían dado con un bate de béisbol».

El informe médico de Johnny M. G., en manos de su abogado, detalla que el joven presentaba «una fractura conminuta de huesos propios nasales con desviación del tabique y una prolongación a apófisis maxilar izquierda y afectación del reborde infraorbitario izquierdo». Del mismo modo, el lesionado tuvo que someterse a varios puntos de sutura.

Debido a toda la situación anteriormente contada, el magistrado del juzgado de instrucción de Zaragoza ha citado a declarar al futbolista que protagonizó la agresión. En la causa, se buscará determinar la motivación real para justificar unas lesiones de tanta gravedad.