«Me han violado», el mensaje que envió a un amigo la víctima de La Manada en Pozoblanco

El juicio por la presunta violación de la joven se está llevando a cabo en el Juzgado de lo Penal Número 1 de Córdoba
La Manada está siendo juzgada esta semana por otro caso de violación registrado hace dos años y medio en Pozoblanco | Cedida

Durante la jornada de este miércoles sigue el juicio contra La Manada, conocida por violar a una joven en Pamplona durante los Sanfermines, esta vez  juzgados por una agresión sexual cometida en Pozoblanco. Entre las pruebas que quedan por ver en este juicio, se estudiará la presentada por la asociación Clara Campoamor, donde se específica que la víctima de la agresión intentó suicidarse por las secuelas.

Durante la jornada de este pasado martes declaró la joven, detrás de un biombo, a solo un metro de La Manada, según describe ‘Telecinco’. Durante sus declaraciones, la víctima explicó que no recordaba cómo entró en el coche, ni los besos o tocamientos. Únicamente recuerda haberse despertado medio desnuda y, según su relato, el militar de La Manada, Alfonso Jesús Cabezuelo, la golpeó cuando ella se negó a mantener relaciones con él. La joven terminó su relato con una prueba de los hechos: al día siguiente llamo a su amigo Peter para decirle que «me han violado».

Según los psicólogos, el juicio significa revivir una experiencia muy traumática para la víctima, que le ha dejado una herida psicológica que dos años y medio después de los hechos aún sigue latente. Además, durante la jornada del martes también se habló del vídeo que los miembros de La Manada compartieron solo 22 minutos después de los hechos, pero los acusados aseguraron no recordar nada.