Los tres amigos de Cádiz torturados y arrojados a la carretera por un alijo de hachís

Manuel Jurado, una de las tres víctimas, fue tirado a la cuneta sin vida, los otros dos presentan contusiones graves
La Guardia Civil persiguió una furgoneta blanca, des de la cual habían tirado los cuerpos | LleidaDiari.cat

 

El pasado domingo 22 de septiembre un hombre lanzó desde una furgoneta tres cuerpos a la cuneta, uno de ellos sin vida. Los hechos tuvieron lugar en Sanlúcar de Barrameda, Cádiz. Seguidamente, se inició una persecución policial de película para detener a los supuestos culpables de los hechos.

Tres cuerpos tirados a la cuneta

El domingo por la tarde, un hombre de origen marroquí tiró tres personas a la A-480 desde una furgoneta Ford Transit de color blanco, uno de los cuerpos, el de Manuel Jurado Ruiz, de 39 años, sin vida. Las otras dos víctimas, amigos del fallecido, se debaten entre la vida y la muerte en la UCI. Ambos se encuentran en estado grave, ya que tienen «el cráneo roto» y «numerosos golpes violentos» por todo el cuerpo, tal como adelanta 'El Español'.

La Guardia Civil investiga actualmente el caso, de momento, no se descarta que se pueda tratar de un ajuste de cuentas, pero la principal hipótesis de los agentes es que una banda de, como mínimo, cuatro franceses de ascendencia africana y el hombre de origen marroquí, les robaron un alijo de hachís que tenían escondido las víctimas. A este suceso se le llama, en el argot del narco, un 'vuelco', es decir, les quitaron la mercancía.

Los hechos tuvieron lugar en la carretera A-480, a su paso por Jerez de la Frontera | Cedida

Un guardia civil fuera de servicio persiguió a los culpables

Los cuatro franceses y el marroquí supuestamente implicados fueron detenidos gracias a la llamada de alerta de un ciudadano anónimo que circulaba por el lugar a las 17.30, hora de los hechos. Fue un guardia civil fuera de servicio quien ubicó a una furgoneta blanca y un Opel Insignia con matrícula francesa que circulaban a gran velocidad por la autopista de Cádiz y Sevilla. El agente, que conducía su coche particular con su hijo dentro, avisó a sus compañeros y siguió a los sospechosos. Finalmente la Guardia Civil paró al turismo en la autovía A-66, a la altura de San José de la Rincona.

Respecto a la furgoneta, el hombre de origen marroquí desapareció por las calles de Sevilla y fue encontrado por la Policía Local tumbado debajo del maletero de un coche. En el interior del turismo, el cual estaba lleno de sangre, también se encontraron 8.000 euros y una escopeta repetidora.

Después de apresarlos a todos, los supuestos culpables pasaran a disposición judicial este mismo miércoles. De momento, este es le único dato que se conoce, ya que la investigación se encuentra bajo secreto de sumario a la espera de nuevas pistas o declaraciones.

🔴 Los entresijos y las peleas de SÁLVAME en DIRECTO ¡Pincha aquí!

Comentarios
manuel
sinceramente no me conmueve nada,ojala que todo el que ande con dogra,hacabe igual
juan
hoka