La víctima de Pozoblanco (Córdoba) padece trastornos diarios tras la violación de La Manada

Los investigadores hallaron en el móvil de uno de los acusados los vídeos del abuso sobre la joven de Pozoblanco, pero no sabían su identidad
La Los acusados sentados en el juicio por el caso de Pozoblanco | España Diario

Según se ha sabido mediante el informe del Departamento Psicológico del Centro de Información sobre la joven de Pozoblanco (Córdoba) que fue abusada por ‘La Manada’, sufre trastorno por estrés agudo, sintomatología ansioso-depresiva, lo que le provoca insomnio. También padece dificultad para concentrarse, hipervigilancia, miedo y bloqueos.

Además, ha experimentado una falta de energía, de apetito, tiene el ánimo decaído y sufre mucha irritabilidad.

No se debe obviar el sentimiento de culpabilidad de la joven, pues ha afectado en gran grado a su autoestima. A día de hoy no se encuentra cómoda en el ámbito de las relaciones afectivas y no es capaz de afrontar ningún tipo de relación sexual desde el terrible suceso.

«No estoy a gusto en ningún sitio, no quiero que nadie se acerque a mí, si lo hace salta la alarma, no quiero que hagan fotos ni que aparezcan en ninguna red social, ni siquiera con amigos», ha manifestado en diversas ocasiones.

El abuso tuvo lugar el pasado 28 de octubre de 2016, en Pozoblanco. Según ha publicado ‘Telecinco’, la joven no denunció en el momento, pues no tenía claro que los hechos que recordaba vagamente hubiesen sido reales. Todo cambió cuando, tras varios esfuerzos con dar con ella, la Policía Foral la localizó y la entrevistó, todo en relación con el caso de agresión sexual sobre otra joven en Pamplona.

Esa investigación fue la que dio pie al caso de Pozoblanco. Los investigadores hallaron en el móvil de uno de los acusados los vídeos del abuso a la joven de Pozoblanco, pero no sabían su identidad.

Así, tras dar con ella y validar la versión de la joven, se inició un proceso paralelo al del caso de Pamplona, que se encuentra en mitad del juicio por esta causa.

Si ‘La Manada’ es declarado culpable, las penas se sumarían a las ya establecidas con el caso de Pamplona.

Los hechos

Según la declaración de la presunta víctima, la joven conoció a un miembro de ‘La Manada’ —Alfonso— y estuvo «tonteando» con él durante una parte de la noche, después se separaron cada uno yéndose con sus amigos.

Más tarde, a la hora de irse, Alfonso le dijo a la chica si quería que la acompañasen a casa, ella aceptó. A partir de ese momento, la joven ha declarado tener lagunas.

Según los vídeos recogidos del móvil de uno de los acusados, en los que aparecen escenas con la chica, la joven se encontraba en un estado casi de inconsciencia y se ve como la manosean estando en el asiento central de la parte posterior del vehículo con el que esa noche se desplazó ‘La Manada’.

Añade que tan solo recuerda que se encontró con el vestido quitado y con las medias bajadas, dentro del coche. Según ella, Alfonso le pidió una felación y, al negarse, la insultó llamándola «puta» y la agredió. Posteriormente la hicieron bajar del coche.

Las imágenes y vídeos extraídos de los teléfonos de los acusados son muy explícitas. De hecho, también se han podido aportar pruebas de cómo provocaba sorna en los miembros del grupo de Whatsapp de los jóvenes. Uno de los acusados se hizo fotos con los moratones que le salieron a la joven tras la agresión.