ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Impactantes declaraciones del dueño de la finca donde murió Julen: «Jamás pensé que ahí cupiera un niño»

Según la versión de Serrano, el pozo quedó tapado por dos bloques de hormigón
David Serrano, tío de Julen y dueño de la finca | La Sexta

 

David Serrano, dueño de la finca de Totalán (Málaga) en la que Julen perdió la vida el pasado 13 de enero, ha comparecido esta mañana, 5 de febrero, ante los medios para explicar qué ocurrió aquel fatídico día y para aclarar qué pretendía hacer en la parcela, qué modificaciones estructurales quería realizar.

«No me lo voy a perdonar en la vida. Advertí del peligro que había—a su pareja y a los padres del menor, con los que pretendía disfrutar de una paella en el campo—, pero pensando que alguien pudiera partirse un pie. Jamás pensé que cupiera un niño ahí. Eso no me lo voy a perdonar nunca, no haber visto ese peligro ahí», ha declarado ante los medios Serrano, para continuar diciendo que «desde ese día, todo me da igual».

Según Serrano el pozo quedó tapado por dos bloques de hormigón

La finca de Totalán quedó casi irreconocible | La Vanguardia

 

Serrano ha declarado, tal y como hizo anteriormente a otros medios de la demarcación, que tapó la boca del pozo con dos bloques de hormigón de color gris, además de recalcar que el pocero que hizo la obra, la dejó allí «tal cual». Añade, además, que  «compré esa parcela hace cuatro meses para poner unos aguacates y quería llevar unos caballillos, por eso quería buscar agua. Maldita la hora…» decía David Serrano.

El dueño de la finca ha comparecido ante los medios al lado de su abogado, Antonio Flores Vila, fundador y socio del bufete Lawbird Legal Services. «Unos días después de que Antonio—el pocero—se fuera, llamé a un amigo para que retirara la montaña de arena en forma de volcán—que el pocero dejó alrededor del agujero—y hacer una pequeña zapata para el muro de contención».

«Ese material no era para una casa, sino para el muro de contención. Y al fondo de la zanja estaba el pozo, que iba a quedar tapado por el muro de hormigón», ha sentenciado Serrano.

La caída de Julen podría costar hasta cuatro años de prisión por negligencia

Tras el trágico rescate del cuerpo sin vida del pequeño Julen, la justicia no se para continua estudiando las responsabilidades y penas por la caída del menor al pozo. La perforación para la creación de un pozo era ilegal y la Guardia Civil sigue investigando.

Cabe recordar que sí existen negligencias en la actividad de perforación ilegal. Las sanciones de carácter administrativas y penales, pueden ir desde 6.000 en multas hasta los cuatro años de prisión y los cargos serán de homicidio con imprudencia.