Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

GH VIP 7

📺❌ Anabel Pantoja, primera expulsada

La víctima de una agresión sexual en Huelva: «Le arranqué un trozo de lengua»

Se trata del testimonio de una de las tres víctimas del violador de Isla Cristina
Imagen de la víctima de Isla Cristina | Antena 3

 

Un hombre fue detenido en Isla Cristina, en la provincia de Huelva, tras ser acusado de hasta tres agresiones sexuales. En el momento del arresto, los agentes policiales confirmaron que el atacante se trataba de un condenado en régimen de libertado condicional.

Tiempo después de la violenta situación, una de las víctimas de la agresión ha querido contar su testimonio en ‘Espejo público’, tratando de demostrar su rechazo al pánico por este tipo de eventos y dando voz a las afectadas por agresiones machistas que no gozan de ayuda.


  • ATENCIÓN: Nuevo servicio de España Diario a sus lectores. Ahora te enviamos las noticias de tu provincia o ciudad, totalmente gratis al móvil. ¡Haz clic aquí y pruébalo!

 

 

El relato de una agresión sexual

«Oigo a lo lejos una moto», explicaba la víctima ante los micrófonos de la atenta audiencia de Antena 3. La mujer se encontraba paseando por la playa y, consciente de que «no era habitual» escuchar el sonido de un vehículo por la costa, entró en alerta.

«Me giro y veo que viene hacia mí», recordaba impactada, admitiendo que su reacción fue ir «cada vez más rápido». Sin embargo, el hombre llegó a su lado y le preguntó la hora. «Le respondí y salí corriendo», detalló, aunque no fue posible escapar, porque el agresor le saltó encima.

 

«Me dijo que me iba a matar si no me dejaba»

La víctima de la agresión recordaba perfectamente el rostro de su agresor: «Era un chico joven, de unos 28 años. De piel morena, curtida. Su acento confirmaba que era de Isla Cristina. Le faltaba un trozo de uno de los dientes delanteros», detallaba.

Durante el forcejeo y el comienzo de la pelea, el hombre sacó un cuchillo de cocina y lo puso en el cuello de su víctima. «Me dijo que me iba a matar si no me dejaba», recordó impactada, aunque su reacción fue la de agarrar la hoja del cuchillo con las manos.

«Sabía que me iba a cortar. Conseguí desprender la hoja del cuchillo y enterrarla con mi cuerpo en la arena», confesaba. Sin embargo, lo peor estaba por llegar. En un momento lleno de tensión, el hombre «intentó meter su sucia lengua en mi boca». La mujer respondió dándole «un bocado» y escupiendo.

 

Imagen de archivo de un detenido por la Guardia Civil | Guardia Civil

 

Nadie corrió en su ayuda

Lo que más le impactó a la víctima es que, a pesar de la evidente situación de peligro, nadie consideró ayudarla. La mujer veía como varias personas veían perplejas la escena, aunque ninguna se acercaba a tratar de evitar que continuara el ataque.

A pesar de eso, el agresor también se dio cuenta de que los estaban observando, por lo que se levantó, corrió hacia su moto y se marchó. Todo eso lo hizo «sin dejar de mirarme y sonreírme», para el desagradable recuerdo de la víctima del ataque.

Cuando se marchó, los curiosos comenzaron a acercarse para interesarse por su situación, pero entonces era la víctima quien no quería saber nada de ellos. «Pensábamos que era tu novio o tu marido y te estabas pegando con él», le justificaban, cuestionando ella si por ser su marido tendría «derecho a pegarme».

Comentarios