Sergio borró varios mensajes comprometedores enviados a Dana el día del crimen

Ese día ella le dio un ultimátum y amenazó con terminar la relación
Sergio borró algunos de los mensajes que se había intercambiado con Dana   | Telecinco

 

Sergio, sospechoso de la desaparición y supuesto asesinato de Dana, podría haber borrado de su móvil algunos mensajes comprometedores que se habría intercambiado con la chica el mismo día del crimen.

Según Telecinco, basándose en el sumario del caso, la Guardia Civil afirma que el día en el que todo sucedió, Dana habría dado a Sergio un ultimátum y le habría amenazado con terminar la relación.

Al parecer, Dana y Sergio estuvieron enviándose mensajes ese día, él pidiendo perdón y rogando que no le dejara, ella asegurando que estaba harta de sus palizas y de estar con él. Sin embargo, los mensajes aparentemente más comprometidos fueron borrados por el chico de su propio teléfono.

La Guardia Civil considera que precisamente el tema de la ruptura pudo ser el móvil del crimen, y hay varias cosas que así lo hacen pensar. Por ejemplo, en la casa de ambos se encontró una nota de Sergio a Dana:

«Buenos días

LUCIA se tomo alas 5 y media el Biberón. Tienes pan y hay comida en casa no estés sin comer Yo voy a travajar y tú eso No lo entiendes y ami me cuesta ir a trabajar a donde man exao Pero tu la situación no eres consciente y llevas Tiempo sin amarme y me aces mucho daño tia yo si te Amo, Tu no. Sergio».

Es literalmente lo que ponía en el papel. Otra prueba de la discusión entre la pareja el mismo día del crimen.

Precisamente, otro mensaje sería lo que habría delatado al supuesto asesino y es que, en el momento en que Dana fue asesinada llegó un mensaje al móvil de Sergio, desde el de ella, en el que ponía: «Hola, nesesito ablar contigo, el que me prestó el coche me tiene amenazada, día tras día, me prestó un poco de dinero y aora lo kiere ya, porque la mujer SA encelaodo».

Los investigadores supieron que ese mensaje no lo había escrito realmente Dana al comprobar que ella no cometía errores ortográficos en otros mensajes ni se comía letras, como sí hacía su chico.

Sin duda alguna, Sergio fue poco cuidados con los detalles. Otra de las pruebas es que cada tarde él pasaba por un bar a buscar café para dos, uno para él y otro para Dana, al día siguiente del crimen, se llevó solo café para uno.

Sergio, novio de Dana, en su traslado a los juzgados de Vélez-Málaga | España Diario

 

Hay que mencionar también que la misma noche del asesinato de Dana -se cree que el crimen fue cometido entre las 19 y las 21 de la tarde- él recibió a las 22.30 dos emoticonos de beso en un mensaje desde el móvil de la joven madre. Los investigadores consideran que pudo ser él mismo con el teléfono de la chica.

Tras ello, a las 23.30 él contestó con un mensaje en el que decía que si no sabía nadad de ella a las 00.00 llamaría a emergencias, y así lo hizo pasadas las 12 de la noche.

Sergio no tardó en pensar en otras mujeres

Otras de las cosas que le delató fue que, tras el crimen, mostraba una sorprendente normalidad, su vida seguía como si nada hubiera pasado, incluso hablaba de otras mujeres y bromeaba con la desaparición de Dana: «No veas, ahora las mujeres a través de Messenger no me dejan tranquilo. Me tienen por un padrazo».

Según ha informado 'El Español', solo una semana después del crimen, el joven ya le estaba pidiendo el número a una chica de la empresa y al poco ya chateaba con ella. También, al parecer, se ponía a ligar con la niñera que había contratado para cuidar del bebé que tenía con Dana, algo que sorprendió a su entorno, aun sabiendo que la relación entre ambos hacía tiempo que no estaba bien.

También puedes leer: Una ex desvela la verdadera cara de Sergio: «Tenía el contacto de Dana como rumana zorra»