Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Patrick, el camamero que murió ahogado en un casting porno en una mansión de Sevilla

El joven de 26 años acudió a un chalet de Mairena del Aljarafe
Patrick era un joven nigeriano de 26 años que se ganaba la vida como camarero | El Español

 

Si algo no esperaba Patrick cuando se dirigió al número 10 de la calle Tartessos de Mairena del Aljarafe, en Sevilla, seguramente es que acabaría perdiendo su vida en un trágico accidente. Este joven nigeriano de 26 años tuvo la mala suerte de morir ahogado en un piscina después de participar en un casting de actores porno que tuvo lugar en el enorme chalet situada en esa dirección. 

Su única intención acudiendo al rodaje era ganarse unos ingresos extras. Llegado desde Lagos, la capital nigeriana, sobrevivía desde abril a duras penas con su sueldo como camarero en un restaurante de la calle Ximénez de Enciso de Sevilla, según publicaba 'El Español'. 

Este pasado domingo quiso probar suerte en el mundo del cine para adultos. Tras unas escenas, se tomó un descanso 'sofocado' en el baño y posteriormente acabó muriendo en la piscina. Fuentes de la Guardia Civil explicaban que, a falta que se dé a conocer el informe de la autopsia, lo más probable es que muriera por un fallo cardíaco.

Un lugar de lujo, grandes escándalos

La casa de esta población sevillana era muy conocida entre los vecinos de la zona. Durante mucho tiempo, esta lujosa vivienda fue un prostíbulo, discreto y dirigido principalmente a turistas conocido y anunciado como Aljarafe Relax. 

Des de principios de año, pero, se ha convertido en una casa donde no paran las fiestas llenas de drogas y desfase. Son varios los vecinos que habían denunciado las bacanales que se vienen celebrando de manera continuada, sobretodo cada viernes. Lamentan que haya tenido que suceder algo así para que finalmente se ponga una solución.

Una familia se ha instalado en la casa

Sorprendentemente, esta gran mansión de cuatro plantas, garaje y de 550 m2, está a la venta en varios portales por casi un millón de euros. Además, su propietario la alquila por semanas o meses hasta que se produzca la venda. 

Sin que supieran nada, una familia ha sido víctima de estos anuncios y el pasado lunes se instaló en la casa. Este matrimonio con dos hijos ha firmado una semana por 700 euros. Ni el propietario ni el intermediario les había informado de la muerte o de las 'fiestas' que en ella se celebraban. 

Comentarios