ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Los padres de Julen reviven la pérdida de su hijo al declarar ante la jueza

José y Victoria han ratificado la declaración que hicieron ante la Guardia Civil en su momento, especificando algunos detalles de la zona
José y Victoria han declarado ante la jueza y han revivido todo el sufrimiento por la pérdida de su hijo | EspañaDiario

 

Continúa avanzando el caso de Julen, el pequeño de dos años que murió el pasado 13 de enero al caer en un pozo de Totalán, en Málaga. Este lunes 25 de febrero los padres del niño se han presentado ante la jueza instructora del caso para ratificar la declaración que en su momento hicieron ante la Guardia Civil, añadiendo algunos detalles, tal como explican ‘El Español’ y 'el Programa de AR'.

Los padres de Julen ratifican su declaración

José y Victoria han declarado en calidad de testigos ante la jueza en el Juzgado número 9 de Málaga, acompañados por David y su pareja, dueño del terreno y tío de Julen, aunque han declarado por separado. Por su parte, los padres han ratificado su declaración, concertando la «ubicación exacta» de elementos de la zona como la mesa y el pozo, junto a lo que «había o qué dejaba de haber» a los alrededores. Incluso Victoria ha afirmado que «se habría bajado del coche a medio camino» si hubiera sabido que había algún pozo en el terreno.

La abogada de los padres de Julen, además, ha explicado que las declaraciones han sido «bastante precisas» y que han «sacado fuerzas para poder ayudar a que se puedan esclarecer los hechos», reviviendo trece días de sufrimiento e incertidumbre por su hijo. Además, la letrada ha pedido que en las redes sociales se muestre respeto a la pareja pues «lo único que quieren es poder tener un duelo tranquilo».

Próximamente declarará el pocero

Fuentes judiciales han indicado que las declaraciones son muy importantes para esclarecer si el pozo estaba cerrado o no y determinar las responsabilidades del suceso. El único investigado en el caso es David Serrano, propietario de la finca y tío de Julen, quien en su declaración del pasado viernes alegó que la caída del niño era imprevisible, pero que había usado dos bloques de hormigón para tapar el pozo, sin pensar que alguien pudiera caer en él.

Para la resolución de este caso, la jueza ha citado a una docena de testigos, entre los cuales se encuentran los tres senderistas que auxiliaron a los padres del niño y fueron los primeros en declarar: «Llegamos unos tres minutos después del accidente. Vivimos una escena de pánico. Todos nos tumbamos y llamamos al niño desde el agujero». Además, el próximo 12 de marzo lo harán el pocero y el operario que hizo una zanja posterior al sondeo.