El padre de Julen: «Cierro los ojos y veo lo mismo: el pozo»

José Roselló ha explicado que el y su mujer no son capaces de estar en su casa por los recuerdos que les trae y confiesa que «Me maldigo, maldigo ese día. En qué mala hora fui yo allí»
José Roselló ha querido agradecer la labor de los profesionales y el apoyo recibido | EspañaDiario

 

El padre de Julen, ha hablado sobre primera, y posiblemente última vez, sobre como se siente tras la pérdida de su hijo de dos años. Jose Roselló confiesa que pese a los esfuerzos de sus amigos para que piense en otra cosa cada vez que «cierro los ojos y veo lo mismo: el pozo».

En una entrevista concedida al diario ‘Sur’, reconoce que aquél fatídico día le ha marcado para siempre: «Me maldigo, maldigo ese día. En qué mala hora fui yo allí». El padre del pequeño continúa relatando que «ya no volveré a ir al campo. Ni me comeré más un plato de paella»

Recuerda como vivió algo parecido con la muerte de su otro hijo 

Ahora mismo, él y su pareja Vicky, pasan las horas rodeados de sus amigos a los que define como «los mejores del mundo». Los recuerdos de su hijo que les evoca su casa, que les cedió una tía de ella en la barriada malagueña de El Palo, les han obligado a tomar una difícil decisión: «Llevamos tres o cuatro días quedándonos en la de un amigo y solo vamos a la nuestra para dormir».

José y Vicky viven en casa de unos amigos para no pensar tanto en el pequeño | EspañaDiario

 

Y es que cuenta también como en 2017 vivieron una situación parecida antes de trasladarse a su actual vivienda. Antes del fallecimiento de su hijo mayor Óliver: «Vivíamos con mi familia», pero continúa explicando: «Nos tuvimos que ir porque todo eran recuerdos. Y ahora igual. Entras y empiezas a ver muñecos, pelotas»  

Agradece la labor de los equipos de rescate y el apoyo de la gente

Ha querido dejar claro que estarán «eternamente agradecidos» con todos los profesionales, vecinos, voluntarios... que de una manera u otra ayudaron a localizar el cuerpo del niño. También da las gracias a los organismos políticos y policiales que «me han escuchado, con mis quejas, con mis protestas, pero que nos han dado un trato maravilloso» y reconoce estar emocionado por todos los mensajes de apoyo, no solo de España, sino de muchos otros países. 

En la conversación telefónica mantenida, por iniciativa propia, con el citado medio malagueño, explica que está será su última entrevista. Solamente quiere «trasladar ese agradecimiento, y que no quede la queja», refiriéndose a las declaraciones que hizo en los primeros días del rescate exigiendo más medios.